Bankinter ha empezado con fuerza el año. La entidad ha ganado 148,3 millones de euros en el primer trimestre, un 13,8% más que en las mismas fechas de 2020 y, sobre todo, por encima del beneficio obtenido en los tres primeros meses de 2019.

Noticias relacionadas

La entidad que dirige María Dolores Dancausa ha presentado este jueves sus cuentas del primer trimestre, que incluyen aún los resultados de Línea Directa, negocio que sacará a bolsa el próximo 29 de abril.

La actividad bancaria de la entidad, por separado, cerró el primer ejercicio con un beneficio de 160,6 millones, un 14,7% más, mientras que Línea Directa ganó 39,4 millones antes de impuestos, un 2,2% por encima del primer trimestre de 2020.

Mejor rentabilidad

El banco logró mejorar su rentabilidad en este primer trimestre tras haber cerrado el pasado año con un nivel del 7%. Su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) se situó en el 11,3%, por encima también de la registrada en los tres primeros meses del pasado ejercicio.

En cuanto a la solvencia, la ratio también mejoró respecto al año pasado. El capital CET1 fully loaded, la ratio de referencia para el mercado, fue del 12,3%, frente al 11,5% del primer trimestre de 2020.

También la ratio de morosidad se redujo respecto al primer trimestre del año pasado. Lo hizo unos 21 puntos básicos, hasta el 2,37%, con una cobertura del 62%.

Bankinter logró mantener el "impulso" de la actividad comercial, "propiciando el objetivo de la entidad de compensar la ausencia de los ingresos de Línea Directa en un horizonte aproximado de tres años", según informa en un comunicado.

Así, logró elevar todos sus márgenes. El de intereses se situó en 311,8 millones, un 1,3% más que el año pasado; el bruto fue de 465 millones, un 6,6% más, y el de explotación antes de provisiones se situó en 263 millones de euros, con un crecimiento del 6,4%.

Las comisiones de la gestión de activos aportaron a los ingresos 44 millones de euros, un 15% más, mientras que el negocio de valores supuso la entrada de 24 millones, un 9% más. Las comisiones de cobros y pagos, sin embargo, cayeron un 10%, hasta los 27 millones.

Crece el negocio de empresas

El negocio de empresas de la entidad fue el mayor contribuidor al margen bruto del banco, pues su cartera de inversión crediticia cerró el primer trimestre en 28.000 millones de euros, un 8% más que en el mismo periodo de 2020.

En parte se debe a los préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), de los que se han dispuesto ya 6.300 millones de euros de los 8.700 millones formalizados.

Con todo, desde el banco destacan el buen comportamiento de la actividad de banca de inversión, que el banco desarrolla desde la marca Bankinter Investment, que ha incrementado un 22% su margen bruto.

Por su parte, en el apartado deBanca Comercial la evolución de los segmentos de clientes de mayor patrimonio (Banca Privada y Banca Personal) ha sido especialmente
positiva. El primer de ellos gestiona un patrimonio de 45.200 millones de euros, un 25% más, mientras que Banca Personal aumenta un 21%, hasta los 27.200 millones de euros.

Bankinter aumentó un 25% su cartera de cuentas nómina, producto que el banco ofrece con una remuneración del 5% el primer año y el 2% el segundo.