Valencia

CaixaBank culminó este viernes los trámites legales de la fusión con Bankia, tras la inscripción de la escritura de fusión en el Registro Mercantil, según comunicó este viernes la nueva entidad en Valencia, donde conservará su sede social, según confirmó la firma.

Noticias relacionadas

El que será su nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri, y su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, comparecieron juntos para explicar los próximos pasos de la nueva entidad, que este mismo fin de semana empezará a retirar los logos de Bankia de sus principales sedes. La Torre Kio de Madrid y el resto de sus edificios destacados lucirán en breve el emblema de la enseña catalana.

Asímismo, Gortázar indicó en su comparecencia que las negociaciones para el ERE de la entidad resultante comenzarán de inmediato. En concreto, después de Semana Santa. El objetivo es llegar al tercer trimestre del año con un acuerdo con los sindicatos de la compañía.

"La operación, que supone la creación de la entidad líder del sector financiero en España, fue aprobada por amplia mayoría por las Juntas Generales Extraordinarias de Accionistas de CaixaBank y de Bankia el pasado diciembre y ha obtenido todas las autorizaciones pertinentes", subrayó la entidad financiera en su comunicado.

La operación, con la culminación de los trámites alcanzada esta semana, "cumple con el calendario establecido el pasado septiembre para materializar la fusión legal en el primer trimestre de 2021 y mantiene el objetivo de ejecutar la integración operativa entre las dos entidades antes de finalizar 2021".

"Historia del sistema financiero"

José Ignacio Goirigolzarri -pendiente de su designación por el Consejo de Administración el próximo martes-, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, señalaron que el objetivo de la entidad es "seguir siendo un factor clave de apoyo a familias y empresas, y convertirse en un actor muy relevante para la recuperación socioeconómica de nuestro país".

"La fusión entre CaixaBank y Bankia marca un hito en la historia del sistema financiero español; un proyecto que comenzamos con una tremenda ilusión, pero siendo muy conscientes de que los retos que tenemos por delante no son menores", manifestó Goirigolzarri.

Por su parte, Gortázar consideró que "una operación transformacional como esta es necesaria para adaptarse a un nuevo entorno donde las condiciones han cambiado como consecuencia de la disrupción tecnológica y el entorno económico".

"Afrontamos este reto desde una posición de fortaleza que nos permite ser parte activa en la solución de la actual crisis y, sobre todo, para ser la entidad que más cerca esté de nuestros clientes y de la sociedad", agregó el todavía presidente de Bankia.

CaixaBank tendrá cerca de 20 millones de clientes en España y 623.800 millones de euros en activos totales, un volumen que le convertirá "en el banco de mayor tamaño del mercado doméstico, con una posición relevante a nivel europeo, y una capitalización bursátil superior a los 20.500 millones de euros".