"Me parece algo de risa. Hay bajistas que están apostando contra el banco, pero se van a equivocar". Así de contundente se ha mostrado María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, ante la deprimida cotización bursátil de la entidad, actualmente en 3,40 euros tras perder un 47% en lo que va de año. 

Noticias relacionadas

La entidad ha sufrido muchísimo en bolsa este 2020 al igual que el resto del sector, y recientemente ha recibido en su capital a un par de fondos bajistas que ejercen presión a la baja sobre su cotización. Pese al difícil entorno en el mercado, con unos inversores que no quieren oír ni hablar de bancos, al menos hasta que retorne el dividendo, Dancausa ha mostrado su confianza en que "es una magnífica oportunidad para que todo el mundo compre acciones del banco". "Llegaremos a los 9 o 10 euros seguro", ha indicado pensando en el largo plazo y en el track record de la entidad. 

La banquera tampoco ha desaprovechado la ocasión para reforzar su posición (y la de todo el sector) frente al veto al dividendo impuesto por el Banco Central Europeo (BCE), recordando que, precisamente, esta decisión "ha dañado mucho a todo el sector... solo hay que ver las cotizaciones".

En este sentido, defiende la solvencia y capacidad de la entidad para generar capital y cumplir con sus accionistas. "Somos un banco bastante previsible en resultados, con ausencia de altibajos, y eso hace que las cifras de distribución de dividendo también fueran previsibles", explica. En este sentido, deja claro que "nos habíamos ganado la confianza de los inversores que bu­sacaban estabilidad en sus ahorros, pero con la decisión del BCE, han buscado otras empresas" para cubrir este objetivo.

Aunque desde la entidad esperan que el organismo monetario ponga fin a su recomendación, que era temporal, Dancausa reconoce que "somos un sector regulado y cumpliremos con lo que nos digan". Respecto a las últimas declaraciones, también desde el Banco de España, pidiendo políticas de retribución prudentes, la directiva indica que "habría que cuantificar qué se considera prudente y qué no, y desde luego dejar libertad para que cada uno distribuya lo que considere". "Lo que nos digan, lo haremos, pero otra cosa es que no tengamos una opinión muy clara sobre lo que queremos hacer y por qué", insiste.

Descarta fusiones

María Dolores Dancausa también ha reconocido "cierta presión" de los reguladores para que las fusiones se aceleren en todo el sector. Sin embargo, defiende la capacidad de Bankinter para crecer orgánicamente de manera rentable y en solitario. "Nuestra tasa de mora es baja y los ratios de solvencia nos dan mucha seguridad y confianza para afrontar tiempos difíciles", explica la banquera.

Tal y como ha desarrollado durante la presentación de resultados, "llevamos 55 años demostrando que somos capaces de generar ingresos recurrentes, somos independientes y lo queremos seguir siendo", para después sentenciar que "no queremos participar en las fusiones (...) Tenemos la ambición de ser los más rentables, no los más grandes".

En este sentido, la consejera delegada de Bankinter ha dejado claro que la presión para que las entidades lleven a cabo este tipo de operaciones puede traer más problemas que beneficios en algunos casos. "Las ventajas de las fusiones no siempre se cumplen", indica.

Así, considera que la mejora de eficiencia se puede conseguir en muchos casos "sin tener que pasar por el trauma que supone una operación de este tipo". Del mismo modo, cree que la subida en el ranking suele ser temporal y que tampoco siempre se cumple el hecho de que una entidad fusionada acabe siendo más sólida. "Es mi opinión personal, creo que tiene que darse una ocasión excepcional para que los beneficios que se obtengan de la fusión compensen los costes"

La entidad también ha descartado un posible interés en la compra de Novo Banco, y mantiene sus planes de sacar a bolsa Línea Directa, previsiblemente durante el primer trimestre de 2021, descartando una posible venta de esta división. 

Dancausa también ha dejado claro que la entidad está fuera del proceso de cierre de oficinas y recortes de plantilla que sigue en el sector. "En Bankinter no sobra nadie", indica. 

Dardo a los políticos

La consejera delegada de la entidad ha aprovechado su intervención para lanzar un dardo, directo a la diana, a la clase política española, llamando a la unidad para salir de la crisis. "Si hay un momento de actuar sin fisuras es ahora, ante la crisis sanitaria, económica y social que se nos presenta".

La banquera también ha querido transmitir su oposición contra quienes piensan que es la sociedad española la que no se está comportando "divinamente". "Siempre hay excepciones, pero ciudadanos y empresas se están comportando de manera ejemplar y la división de los políticos no se corresponde con los tiempos que estamos viviendo". "Son ellos los que deberían tomar ejemplo de los ciudadanos y de las empresas para alcanzar el objetivo de sacar España de la crisis", advierte.

María Dolores Dancausa, siempre firme defensora del mundo empresarial, cumple ahora 10 años en el cargo. Ante la posibilidad de una salida, la directiva ha asegurado que "no depende de mí, son otros los que lo deciden". Sin embargo, ha explicado que "cuando uno ocupa este tipo de puestos, tienes que tener la maleta siempre preparada para cuando te lo digan". Aun así, explica que "nadie ha dado una señal en este sentido y yo sigo trabajando como si fuese a estar aquí toda la vida".