El Registro Mercantil de Valencia ha designado a la consultora BDO para que emita el informe independiente del proyecto común de fusión entre CaixaBank y Bankia, según informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la decisión.

Noticias relacionadas

BDO tiene ahora un plazo de un mes para emitir su opinión sobre un proyecto que, de llevarse a cabo, crearía un grupo con activos por importe de casi 665.000 millones de euros, unas 6.600 sucursales (4.400 la entidad de origen catalán y más de 2.200 la entidad nacionalizada) y una plantilla conjunta superior a los 51.000 empleados (casi 35.600 CaixaBank y unos 16.000 Bankia).

El informe del experto independiente es el paso previo para que los consejos de administración de CaixaBank y Bankia convoquen a sus respectivas juntas de accionistas para que estas den 'luz verde' a la operación.

Las juntas extraordinarias de accionistas deben convocarse con, al menos, un mes de antelación, por lo que previsiblemente los accionistas votarán sobre la fusión ya en el mes de noviembre.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital pedirá al Banco Central Europeo (BCE) un informe sobre la fusión y, una vez disponga de las conclusiones, será Economía quien tenga la última palabra sobre la operación, que también será analizada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Además, la operación requiere de la no oposición de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, la CNMV y el Banco de España a la adquisición por CaixaBank de participaciones significativas en sociedades sujetas a su supervisión.

Ambas entidades esperan cerrar la operación durante el primer trimestre de 2021, una vez recibidas todas las autorizaciones regulatorias pertinentes.