La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha instado a los supervisores nacionales de los Estados miembros de la Unión Europa (UE) a examinar mejor los controles internos de los bancos para evitar que se produzcan más fraudes fiscales similares al de los dividendos cum/ex.

Noticias relacionadas

En un informe publicado este lunes, el organismo ha instado a las autoridades encargadas de luchar contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo que tengan en cuenta los riesgos que entrañan las estrategias de arbitraje de dividendos y que, por tanto, examinen la "adecuación" de los controles internos de las instituciones financieras.

El presunto fraude fiscal orquestado mediante estrategias cum/ex fue destapado en octubre de 2018 por una investigación coordinada por el medio alemán 'Correctiv' y en la que participó 'El Confidencial'. Las operaciones cum/ex son una forma de evadir impuestos mediante el traslado temporal de la titularidad de las acciones a un tercero. En ese periodo, se solicita la devolución del impuesto sobre rendimiento de capital, a pesar de que dicho gravamen nunca se abonó.

Investigación

Tras publicarse este presunto fraude, el Parlamento Europeo solicitó a la EBA que llevaran a cabo una investigación sobre cómo funcionaban los sistemas de arbitraje de dividendos con el objetivo de valorar "posibles amenazas" a la integridad de los mercados financieros.

El documento publicado este martes, con los resultados de esa investigación, destaca que la valoración de los riesgos que entrañan estos mecanismo "difieren" entre los Estados miembros por sus diferentes consideraciones fiscales.

Así, la EBA ha instado a los Veintisiete a que las autoridades prudenciales y las encargas de combatir el blanqueo de dinero compartan información y colaboren a la hora de realizar revisiones de los controles internos y de gobernanza de las instituciones financieras.

Por otro lado, la entidad presidida por José Manuel Campa ha asegurado que actualizará sus guías y normativas sobre factores de riesgo de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, así como que dedicará tiempo específico a revisar los esquemas de arbitraje de dividendos durante su revisión sobre la implementación normativa por parte de las autoridades nacionales.

En octubre de 2018, tras publicarse el presunto fraude destapado por 'Correctiv', las autoridades alemanas iniciaron una investigación contra una serie de bancos, entre los que figuran el Santander, el australiano Macquaire Bank y el germano Deutsche Bank. En ese momento, el grupo español atribuyó las operaciones a "tres empleados" que salieron de la empresa "hace años".