Bankia y Sabadell ahondan en sus mínimos históricos y no encuentran ya suelo en el que frenar sus caídas. Ambos entran en el inhóspito terreno de la caída libre y los analistas técnicos aconsejan ni siquiera plantearse la toma de posiciones en su accionariado con la esperanza de un rebote para el que, de momento, se quedan sin catalizadores.

Noticias relacionadas

Ambas entidades se llevan la peor parte en la bolsa española dentro de una banca europea que tiembla ante el convencimiento de que los bancos centrales se verán forzados a una respuesta coordinada para plantar cara al impacto del coronavirus en la economía global. Por si fuera poco, esta semana toca cónclave del Banco Central Europeo (BCE) y el temor de que la tasa de depósito profundice en territorio negativo se ceba con el sector.

Bankia marca este lunes mínimos históricos en los 1,16 euros por acción. En lo que va de este marzo, que coincide con el pico de pánico en Europa por la expansión del coronavirus, el retroceso se amplía al 22,7%. En el caso del Sabadell, los mínimos de la sesión llegan a 0,59 euros para unos títulos que acumulan caídas del 17,7% en el mes.

Sin soportes a la vista

El analista técnico de Invertia, Eduardo Faus, explica que ambos valores “cotizan sin referencias” de hacia dónde pueden ir sus depreciadas gráficas. A corto plazo, el único freno al desplome lo encuentra en sus “máximos de la sesión de este lunes”, que se convierten en sus resistencias más significativas a corto plazo para frenar la sangría. Esto requeriría la recuperación de los 1,23 euros para Bankia y el regreso por encima de los 0,65 euros para el Sabadell.

Ni siquiera la reciente confirmación de dividendos de Bankia ha servido para salvarla de la quema que el sector está atravesando en las bolsas europeas. Más especialmente desde que la Reserva Federal de EEUU (Fed) actuó por sorpresa para recortar en medio punto porcentual los tipos de interés en la mayor economía del mundo. El analista Roberto Moro advierte de que “en absoluto está para plantearse una entrada”.

Este horizonte solo lo ve posible en el ahora improbable caso de la heredera de Caja Madrid se diese la vuelta por encima de los 1,57 euros por acción. Para el director de Admiral Markets España, Juan Enrique Cadiñanos, no hay margen alguno para la recuperación mientras no se recuperen los 1,25-1,35 euros por acción, si bien ve posible un eventual freno al descenso en el entorno de los 1,15 euros por título.

Mientras tanto, el índice sectorial europeo de referencia, el Stoxx 600 Banks, se deja un 8,2% y se pone en peligro los 100 puntos, lo que se traduce en mínimos insólitos desde el año 1993. La volatilidad del selectivo se dispara hasta el 20% ante el derrumbe de cotizaciones que sufre la banca, según datos oficiales aportados por su proveedor.