Equifax ha adquirido la empresa de análisis de datos transaccionales AccountScore para reforzar sus capacidades de 'open banking' y de generación de 'insights', según informó en un comunicado.

Noticias relacionadas

La integración de estos nuevos activos de datos permitirá a las empresas disponer de una mayor capacidad de verificación automatizada de ingresos de los consumidores. Así, podrán realizar evaluaciones más detalladas de la capacidad de endeudamiento y gasto para ofrecer una puntuación de crédito más predictiva e inclusiva.

Para los consumidores, este enfoque de datos combinados mejorará la capacidad que tienen para demostrar su solvencia al incorporar información que actualmente no se está utilizando. Esto permitirá la inclusión financiera de las personas con expedientes de crédito "débiles", aumentando su acceso potencial al crédito en un momento de gran incertidumbre financiera.

Mayor control para el consumidor

El presidente de Equifax para Europa, Patricio Remón, ha señalado que "es un momento importante" para Equifax. "La adquisición de AccountScore, un socio con el que llevamos tiempo colaborando en 'open banking', es un paso destacado que damos para ampliar nuestras capacidades de datos y análisis", ha destacado.

"Más de 2,5 millones de consumidores y empresas del Reino Unido utilizan ya productos basados en 'open banking' para gestionar sus finanzas, acceder al crédito y realizar pagos. Este crecimiento está ayudando a empoderar a una generación de consumidores, que ahora tienen más control sobre su propia información financiera para acceder a una gama más amplia de productos bancarios y de crédito", ha añadido el presidente de Equifax para Europa.

Por su parte, la consejera delegada de AccountScore, Emma Steeley, ha precisado que esta adquisición permitirá que AccountScore "acelere su crecimiento y llegue a nuevos clientes, con el respaldo de una empresa líder de alcance global como Equifax".

Esta adquisición sitúa a Equifax a la vanguardia de las últimas tendencias en 'smart data', incluyendo la transición de 'open banking' a 'open finance', para incorporar datos sobre productos de servicios financieros adicionales como pólizas de seguros, pensiones o hipotecas.