Antes de la emergencia de la pandemia, la innovación se percibía como una oportunidad para avanzar en la forma tradicional del trabajo y lograr un posicionamiento ventajoso frente a los principales competidores. Sin embargo, la llegada del coronavirus ha convertido esta transformación en una obligación para las empresas que quieran adaptarse a la nueva realidad.

Noticias relacionadas

El confinamiento hizo necesario articular en un plazo muy corto de tiempo dinámicas por entonces poco extendidas, como el teletrabajo, y puso en valor el desarrollo digital en muchas empresas, sobre todo pymes y autónomos, para las que la venta online era la única oportunidad para seguir operando.

La pandemia ha demostrado que las empresas más digitalizadas, ante situaciones excepcionales, cuentan con más herramientas para seguir funcionando y para adaptarse mejor y más rápido a las nuevas realidades, lo que a su vez ha llevado a muchas compañías a repensar sus estrategias y a lanzarse al cambio para integrar innovación y tecnología en todas las fases de su negocio.

“Los principales indicadores dibujan un escenario complicado pero las pymes y los autónomos que sean capaces de aprovechar el potencial de la tecnología e integren innovación en su relación con los clientes, en sus modelos de negocio y en sus procesos tendrán oportunidades de salir reforzadas”, explica Ofelia Alfonso, vicepresidenta de Estrategia y Transformación Digital en Equifax Iberia.

Dificultades

Lo cierto es que durante los últimos meses, muchas pequeñas y medianas empresas han acelerado el proceso de digitalización. Según un informe de Salesforce, el 69% de los gerentes españoles dicen haber emprendido algún tipo de transformación digital en sus negocios como respuesta al coronavirus.

No obstante, estos procesos pueden suponer un gran desafío para algunas pymes y autónomos que se topan con dificultades a la hora de encontrar recursos e identificar las oportunidades y los riesgos. Y todo ello, unido a la aceleración del ritmo de cambio en los entornos financiero y económico, que complica aún más la toma de decisiones.

El entorno es cada vez más exigente y competitivo y la oferta tecnológica, ingente. Contar con partners estratégicos puede, en estos casos, ser clave para conseguir la transformación que muchas empresas necesitan, optimizando sus recursos financieros. “En la era de la revolución digital, ya no es suficiente con llegar. Hay que hacerlo cuanto antes, aprovechando las tecnologías más avanzadas, superando a competidores y adaptándose a las necesidades del cliente. Es ahí donde la innovación marca diferencias”, asegura Alfonso.

Scott Graham para Unsplash

Conceptos como cloud, ciberseguridad, 5G, IA o big data pasarán a ser fundamentales a corto y medio plazo para que las empresas puedan poner al cliente en el centro del negocio e iniciar un proceso transformador que implique a toda la compañía. Por ello, compañías como Equifax ya trabajan en integrar estas nuevas tendencias en las soluciones que ofrecen para mejorar la capacidad financiera de las compañías, con independencia de su tamaño.

Nuevas soluciones

Su vicepresidenta de Estrategia y Transformación Digital augura que en los próximos meses “asistiremos a la transformación de nuestras soluciones, que se verán potenciadas gracias a la adopción de innovación”. “Es algo que forma parte del ADN de Equifax desde nuestros inicios y que consideramos clave para seguir mejorando la capacidad financiera de nuestros clientes en el futuro”, asegura.

Esta firma de datos, análisis y tecnología que opera en todo el mundo combina tecnología de última generación con un equipo humano altamente cualificado, las mejores fuentes de datos y capacidades avanzadas en data y analytics para proporcionar productos y servicios que simplifican procesos complejos, ahorrando costes, minimizando tiempos y proporcionando insights más precisos.

Pixabay

Los servicios proporcionados por Equifax integran procesos físicos y digitales, con una nueva generación y soluciones de verificación de identidad, sistemas de notificación trazables y en tiempo real y plataformas de onboarding que funcionarán en cualquier lugar gracias al 5G.

Asimismo, en el sector financiero transforman los flujos con el objetivo de interconectar a los agentes económicos de forma más segura, derivando hacia el modelo banking everywhere que demanda la sociedad, y mejora la seguridad en las transacciones, integrando soluciones de pago seguro y aprovechando el potencial de la nube para una evaluación de crédito más responsable.

La innovación puede salvar a muchas pymes y autónomos en una coyuntura como la actual; y tan importante como discernir qué tecnología es la mejor para el negocio es elegir la compañía durante la travesía hacia la transformación digital.