La patronal CEOE reclama al Gobierno que se ocupe de dar "estabilidad y seguridad jurídica" a las empresas y dejen de "intentar dividir y confrontar a la sociedad española". Unas declaraciones con las que expresa su "rechazo más absoluto" a las palabras del ministro de Consumo, Alberto Garzón, contra el rey Felipe VI. 

Noticias relacionadas

En un comunicado, los empresarios han insistido en que en este momento se necesita "unidad, estabilidad y confianza". Es por ello por lo que reclaman un "marco predecible y estabilidad", que pasa por "el respto de todos a las instituciones del Estado". No sólo eso, es que la organización que lidera Antonio Garamendi considera que "aquellos que no caminen en esta dirección solo conseguirán postergar y hacer más difícil la recuperación económica y social". 

Unas palabras de "apoyo incondicional a la Constitución y a la Monarquía Parlamentaria, símbolo de nuestra Democracia". Un "apoyo" expreso también para Felipe VI al que agradece "su dedicación a nuestro país y su papel fundamental e indispensable a la hora de respaldar a nuestras empresas". 

Un mensaje que llega después de que Garzón acusara al Rey en Twitter de "maniobrar contra el Gobierno democráticamente elegido e incumplir la Constitución". 

La insólita ausencia del monarca ha marcado la entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona: desde la cúpula judicial a los recién nombrados han expresado su malestar por la exclusión de la Corona, que reivindican como una muestra de "apoyo" a su labor de defensa de la Constitución. Tras el acto, el Rey ha llamado al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, para decirle que "le hubiera gustado" haber asistido a la capital catalana acompañando a los jueves.

Ahora bien, la CEOE no es la única que ha salido en apoyo del monarca. También el líder del PP, Pablo Casado, ha pedido a Sánchez que desacredite a su ministro