El 28 de octubre de 2018 Acciona puso en servicio su primera moto compartida en Madrid. En tan solo 20 meses, esta decisión que comenzó como un proyecto piloto ha convertido a la compañía española en el gigante mundial del motosharing. La compañía presidida por José Manuel Entrecanales cuenta con una flota global de motos eléctricas que ya supera las 10.000 unidades.

Noticias relacionadas

Y no parece tener intención de frenar. Ayer mismo, anunció la puesta en servicio de su servicio en Roma con 500 unidades más. Tras esta apertura, el servicio de Acciona está disponible en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Lisboa y Milán.

Las motos podrán circular por el entorno urbano y metropolitano de la capital italiana, incluyendo los municipios turísticos colindantes, iniciando o culminando su trayecto en el área habilitada para ello, que comprende todo el centro histórico, así como en otras zonas clave de la ciudad como la estación de Termini, Prati, Garbatella, Ostiense, Pigneto, Monte Sacro y Flaminio.

Los usuarios que ya estén dados de alta en España y Portugal no tendrán que registrarse de nuevo ni descargarse otra aplicación. Según los datos de la empresa, el servicio de movilidad de Acciona ha evitado la emisión a la atmósfera de 1.000 toneladas de CO2, el equivalente a lo generado por 100.000 coches en un día.

Además, estos mismos cálculos señalan que, con el uso compartido de estas motos, se han liberado diariamente 36 hectáreas de espacio público. Del mismo modo, los kilómetros recorridos por los usuarios en los 20 meses de funcionamiento del servicio, equivalen a dar 300 veces la vuelta a la tierra.

Protocolo anti-coronavirus

Acciona ha implantado un protocolo de higienización diaria de las motos, desarrollado de acuerdo con las indicaciones de las autoridades sanitarias nacionales y locales. La flota está equipada con toallitas para la limpieza de zonas de contacto como el manillar, redecillas desechables para el casco y un gel hidroalcohólico que se aplicará en las manos antes y después del uso del servicio.

Con el objetivo de asegurar la desinfección de las motos y la reposición del material de protección individual, el horario del servicio -que con anterioridad a la crisis del Covid19 cubría las 24 horas- es ahora de 6 de la mañana a 2 de la madrugada.

De cara a contribuir a la descongestión del tráfico en la transición a la nueva normalidad, además de aumentar la flota, también se ha dilatado el perímetro de funcionamiento de las motos a nuevos municipios metropolitanos del área de algunas de las ciudades en las que ya está presente, como Pozuelo, Montecarmelo, Alameda de Osuna, Alcobendas y San Sebastián de los Reyes en el caso de Madrid y Bormujos, Dos Hermanas, Ginés, San Juan de Aznalfarache, Castilleja de la Cuesta o Tomares en el caso de Sevilla.

Las motos tienen unas prestaciones equivalentes a 125cc y, además, cuentan con distintos modos de conducción. Los ciclomotores se adaptan tanto a vías urbanas como a la de vías rápidas, al tener capacidad de alcanzar los 100 kilómetros por hora.

Así las cosas, Acciona continúa ampliando el espectro de su división de movilidad. Una de las apuestas estratégicas de la compañía que, con toda probabilidad, seguirá aumentando su radio de actuación en los próximos meses.