Están enfocados en el mercado internacional, donde quieren ganar cada vez más peso. Zamora Company, la empresa dueña de Ramón Bilbao, Licor 43 o pacharán Zoco, está decidida a que el peso de mercados extranjeros sea protagonista en sus cuentas.

Noticias relacionadas

En 2018, según los datos hechos públicos por la compañía, el mercado internacional ha aportado a sus cuentas el 43,5% de la facturación (de un total de 196 millones de euros), marcando un hito en sus resultados y evidenciando que el peso de este mercado es cada vez mayor; no en vano, en 2013 se situaba en el 33,5%.

Un cambio en el rumbo de la compañía que viene motivado en gran parte por las adquisiciones de los últimos ejercicios. Según explica el director general de la compañía, Emilio Restoy, a este periódico, incluir marcas como Lolea, El Afilador o Martin Miller’s Gin en su portfolio, además de potenciar las que ya tenían como Yellow Rose y Limoncello Massa, ha sido una de las claves. "Cada vez contamos con un portfolio de marcas premium más completo que nos permite acceder a mercados extranjeros", apunta Restoy.

Pero no es la única razón. Desde la compañía explican que Licor 43 (que ha crecido un 10%) es un producto "muy valorado" por los mercados extranjeros; otras marcas, como Ramón Bilbao (+12,3%), también están experimentando un crecimiento importante en mercados internacionales.

Esto, sumado a la apertura de nuevas rutas de mercado como México, Francia, Estados Unidos y China, hacen que Zamora Company coja fuerza fuera. Eso sí, sin olvidar España: "Lo que queremos es seguir potenciando las rutas de mercado a la vez que el mercado nacional", dice el director general.

Impulsar las nuevas marcas

Con este nuevo rumbo en marcha, Zamora Company insiste en que su objetivo es que el 10% de la facturación provenga de nuevos productos que no existían en 2016, por lo que no es descartable que siga aumentado la diversidad de su portfolio.

Para 2019, la compañía española prevé cerrar el ejercicio con una facturación de 215 millones de euros, aunque no da a conocer el dato del beneficio. "Esperamos seguir creciendo a doble dígito en los próximos tres años", incide Restoy.

Sobre su aventura en restauración, con la reciente apertura de Casa Lolea en Madrid, en Zamora Company son cautos: "Aún es pronto para entrar a valorar los resultados. Es época de aprendizajes", dice Restoy. Confirman, no obstante, que está sobre la mesa su intención intención de abrir en Miami. "Además hemos arrancado las obras de un mercado gastronómico en Cartagena, El Mercado del Puerto", reseña.

Con la vista puesta en el mercado exterior, la compañía planea que, en 2020, su peso ya suponga un 50%. Los cimientos para lograrlo están puestos.