El crédito concedido por las entidades financieras a las familias e instituciones sin ánimo de lucro residentes en España disminuyó en 2020 un 1,1%, hasta los 696.509 millones de euros, mientras que la financiación a las empresas aumentó un 5,6% interanual, hasta los 942.405 millones, por las medidas aprobadas por el Gobierno para paliar los efectos de la crisis del Covid, según los datos publicados este lunes por el Banco de España.

Noticias relacionadas

En los últimos meses la deuda de los hogares españoles se ha ido estabilizando e incluso ha ido en general bajando pese a la crisis del Covid, hasta situarse en niveles previos a la crisis financiera de 2008 debido a la reducción paulatina de los préstamos contraídos, a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos.

De hecho, el endeudamiento de las familias se redujo el año pasado 7.497 millones respecto a los 704.006 millones con los que cerró el año 2019, al tiempo que en diciembre disminuyó un 1,2%, con 8.114 millones menos, tras el repunte registrado en noviembre. De hecho, es el cierre de un ejercicio con el nivel de endeudamiento más bajo desde el año 2005.

Mientras, la deuda de las empresas registró un incremento de 50.090 millones de euros el año pasado, lo que supone un alza del 5,6%, reflejando el impacto de las medidas de liquidez aprobadas por el Ejecutivo para paliar la crisis del Covid-19, como los avales con garantías del ICO.

Este nivel es el más alto para un cierre de ejercicio desde el año 2014. En diciembre, en cambio, disminuyó el crédito a empresas en 3.159 millones respecto a noviembre, un 0,34% menos.

Créditos hipotecarios

La caída interanual de la deuda de las familias en 2020 se debió tanto al descenso de los préstamos hipotecarios, como a la caída de los créditos al consumo.

Así, los créditos hipotecarios, que representan la mayor parte del total, se situaron en 511.914 millones de euros en diciembre, siguiendo en niveles de 2006, con un retroceso interanual del 1,2% y prácticamente no variaron a nivel mensual (26 millones más). Es el cierre de ejercicio con un menor nivel desde el año 2005.

A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años y en el ejercicio 2020, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone en torno al 73,5% del mismo.

Por su parte, los créditos de las familias destinados al consumo también experimentaron un ligero descenso interanual del 0,6%, hasta los 184.595 millones de euros, y la caída fue mayor a nivel mensual, del 4,2% respecto al mes de noviembre.