El Ministerio de Hacienda informó este lunes a las autonomías sobre los fondos con los que podrán contar en 2021, para que así puedan empezar a elaborar sus propios presupuestos. Unos 140.400 millones de euros (casi un 5% más que este año) entre los que se cuentan una transferencia extraordinaria de 13.400 millones, inédita en este 2020 pero que viene a suplir el fondo Covid que han recibido las regiones.

Noticias relacionadas

Sin embargo, su naturaleza es muy diferente. Para empezar, la idea de Hacienda es que estos fondos cubran parte del potencial déficit al que podrían llegar las comunidades autónomas el próximo año. Dado que la tasa de referencia de déficit público que maneja el departamento de María Jesús Montero para el próximo año es de un 2,2% de PIB, el fondo supondría cerca de la mitad.

Es decir, que el Estado cubrirá el 50% de la tasa de referencia anunciada. Sin embargo, esto no está del todo claro. Todavía no se ha decidido cómo se repartirá este fondo, algo que según Hacienda se negociará con los partidos políticos en el Congreso de los Diputados. La idea es que esta partida se vehicule a través del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE).

María Jesús Montero, en la reunión telemática con los consejeros de Hacienda autonómicos.

De ahí que haya cierto temor, según fuentes autonómicas, a que este fondo sirva para ‘premiar’ o ‘castigar’ el gasto público de las regiones y su correspondiente déficit, según cómo se dictamine que vaya a ser el reparto de los 13.400 millones.

En cualquier caso, este lunes Montero ha insistido en que la tasa de referencia, aunque orientará el déficit autonómico, no tiene que por qué ser respetada por las regiones. En realidad, pueden superar el límite del 2,2% del PIB cuanto deseen, aunque la ministra les ha pedido “responsabilidad fiscal”.

Suspensión

Cabe recordar que con la suspensión de las reglas fiscales, que anunció la semana pasada la ministra, las regiones y los ayuntamientos no tienen que obedecer ningún objetivo de déficit o de deuda ni regla de gasto, que establecen la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Esta decisión se ha tomado después de que la Comisión Europea suspendiera el Pacto de Estabilidad hasta 2021. En cualquier caso, el Ejecutivo no se plantea retomar esta medida para 2022, a no ser que la crisis continúe y Bruselas decida mantener la ‘pausa’ de las reglas fiscales.

Cabe recordar, en cualquier caso, que en los últimos años ha habido varias regiones que constantemente se han saltado los límites de déficit y la propia regla de gasto, como Comunidad Valenciana y la Región de Murcia, debido a la infrafinanciación, argumentan, que sufren respecto a otras regiones.

Cuentas

Si las autonomías contaron con unos 133.873 millones en 2020 (115.662 millones por entregas a cuenta y liquidación de 2017, 16.000 millones por el Fondo Covid-19 y otros 2.211 millones por el objetivo de déficit del 0,2% del PIB), en 2021 podrán acceder a unos 140.400 millones (113.729 millones por entregas a cuenta y liquidación de 2019, la transferencia extraordinaria de 13.400 millones y unos 13.270 millones por el déficit de referencia del 1,1%).

Además, las regiones recibirán la amplia mayoría del fondo europeo REACT (uno de los habilitados por Bruselas para ayudar a los países en la emergencia sanitaria). La partida para España consiste en 12.436 millones, de los que 10.000 millones corresponden a las comunidades autónomas. 

Los 2.436 millones restantes pasarán a formar parte del presupuesto del Ministerio de Sanidad, que posteriormente se repartirá entre las comunidades autónomas para la adquisición de vacunas y para reforzar la Atención Primaria.