La regla de gasto volverá a ser pisoteada este año por distintos líderes políticos. La mayor parte de las comunidades autónomas se saltarán el límite de gasto financiero y también lo harán algunos ayuntamientos. Según las previsiones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), de los 16 ayuntamientos de más de 250.000 habitantes hay tres que "probablemente" incumplirán la regla de gasto este año, son Madrid, Barcelona y Córdoba.

Noticias relacionadas

De todos ellos, Madrid y Barcelona también incumplieron en 2015 la regla de gasto, por lo que tuvieron que presentar un Plan Económico-Financiero (PEF) que en el caso de Madrid todavía sigue tramitándose después de que el Ministerio de Hacienda rechazara los dos Planes que ha presentado a lo largo del año. Sin embargo, la alcaldesa, Manuela Carmena, ya acordó con el Ministro Cristóbal Montoro realizar un acuerdo de no disponibilidad para resolver el incumplimiento de 2015. Sin embargo, según estima la AIReF, tampoco conseguirá cumplir este año, por lo que todavía tiene que aprobar el PEF correspondiente a 2015 y posteriormente el de 2016.

Todo ello en paralelo a la aprobación del Presupuesto del consistorio para 2017, que tendría que basarse en un PEF aprobado, pero que no necesariamente necesita de la validación de este Plan para que el Pleno pueda sacar el Presupuesto adelante. Es lo óptimo, ya que el Presupuesto debe responder a las líneas genéricas del PEF, pero no es imprescindible.

En el caso del Ayuntamiento de Barcelona, el equipo de Ada Colau ya ha validado el PEF de 2015 y también el Presupuesto para 2017, que incluye un aumento del gasto del 4,6%, con lo que pone en riesgo el cumplimiento de la regla de gasto para 2017. Lo que sí parece complicado es que consiga cumplir este año si se atiende a las estimaciones de la AIReF. Sin embargo, el incumplimiento de los límites de gasto no financiero y por tanto, vulnerar la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, no tiene ninguna consecuencia para los responsables políticos de las diferentes administraciones.

El método de cálculo de la regla de gasto que realiza Hacienda genera un incentivo perverso a que las administraciones superen los límites fijados

De hecho, el método de cálculo de la regla de gasto que realiza el Ministerio de Hacienda genera un incentivo perverso a que las administraciones superen los límites fijados. Esto es así porque para calcular el techo del ejercicio siguiente se toma el ejercicio anterior. De este modo, automáticamente cuando se supera el límite un año, para el ejercicio siguiente la administración tendrá un techo más elevado. La AIReF ha denunciado en innumerables ocasiones esta situación, pero el método de cálculo de la regla de gasto sigue actuando así.

Jaén y Gandía

El conjunto de corporaciones locales (ayuntamientos, provincias, cabildos, etc.) tiene una situación financiera muy holgada, tanto que este año volverán a cerrar con superávit. No será tan elevado como el del año anterior, ya que podría caer del 0,5% al 0,4%, según las estimaciones de la AIReF, pero todavía muy sólido.

Sin embargo, la Autoridad ha empezado a realizar un análisis individualizado de las corporaciones y se ha encontrado con una gran heterogeneidad, en especial en el caso de los Ayuntamientos. Hay entidades con un gran superávit y ahorros en depósitos bancarios y otros con una deuda inasumible. 

La AIReF ha analizado la deuda de las entidades locales y ha señalado que el 5% de los ayuntamientos no forales tienen una ratio de deuda superior al 110% de sus ingresos corrientes, por lo que ya no pueden endeudarse más y solo pueden gastar lo que ingresan. Además hay un 5,4% con una ratio de deuda de entre el 75% y el 110%, lo que significa que solo pueden asumir más deuda si consiguen la autorización del órgano de tutela correspondiente. 

De todos estos ayuntamientos, hay 90 en concreto que, de mantener las políticas que han aplicado hasta la fecha no pondrán bajar su ratio de endeudamiento por debajo del 75% a medio plazo. Los que tienen una situación más precaria de entre los mayores municipios son tres: Gandía, Jaén y Navalcarnero. En los tres casos son ayuntamientos con una deuda muy elevada, que multiplica por cuatro o por cinco sus ingresos corrientes, y que, si siguen con sus políticas actuales nunca dejarán de tener déficit estructural.

La mayor parte de los problemas con graves problemas de deuda se concentran en dos comunidades autónomas: Madrid y Andalucía, con una distancia notable del resto de regiones. En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, el 7,3% de los ayuntamientos está en una situación de urgencia para cambiar sus políticas presupuestarias. En este 7,3% de los ayuntamientos vive el 6,4% de la población de toda la comunidad. Destaca Navalcarnero, con una deuda que supera en un 414% a sus ingresos; Parla, con un 533% o Alcorcón, con un 263%.

En el caso de Andalucía, el porcentaje de ayuntamientos con problemas es menor, del 2,8%. Sin embargo, se trata de municipios con más habitantes, lo que hace que la proporción de la población que vive en ellos suba hasta el 7,2% de la del conjunto de la comunidad y generan el 5,6% de todos los ingresos constantes. Destaca Jaén, el municipio con más deuda por habitante de España y un 421% superior a sus ingresos. Pero también hay otros consistorios como Jerez de la Frontera, con un endeudamiento del 249%, o Los Barrios, con una deuda del 612%.