Un repartidor de Glovo saliendo de un establecimiento.

Un repartidor de Glovo saliendo de un establecimiento. Glovo

Empleo

Uber Eats acusa a Yolanda Díaz de no lograr que Glovo cumpla la 'Ley Rider'

En una carta abierta, de su directora general, Courtney Tims, recuerda que la empresa catalana sí está contratando repartidores autónomos. 

8 marzo, 2022 10:47

Noticias relacionadas

La 'Ley Rider' tiene problemas de 'fugas'. Así lo considera Uber Eats, una de las plataformas digitales que se vio obligada a dejar de contar con repartidores autónomos, que acusa al Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz de permitir a Glovo seguir operando sin cumplir la legislación

"La 'Ley Rider' salió adelante en mayo. Tres meses después, una vez transcurrido el periodo de transición, todas las empresas teníamos que adaptarnos a la nueva ley.¿Todas? No, todas no. Glovo, la mayor empresa, líder del delivery en España, decidió seguir operando con trabajadores autónomos", indica Courtney Tims, directora general de Uber Eats en España, en una carta abierta dirigida a la vicepresidenta segunda del Gobierno. 

"Hoy, más de seis meses después de su entrada en vigor, las empresas que cumplimos la ley nos encontramos con una situación paradójica. Nuestras flotas colaboradoras no encuentran repartidores porque éstos prefieren ser autónomos, de manera que trabajan con Glovo, la única empresa que se lo permite, el mayor unicornio español, en contra de la 'Ley Rider'", añade.

Impotencia

"Mientras, vemos con impotencia cómo el Gobierno no ha conseguido hacer cumplir la 'Ley Rider'. Y cómo la situación de desventaja de todas las empresas que sí la cumplimos empeora cada día. Ante esta situación, todos nos hacemos la misma pregunta: ¿Debemos seguir el ejemplo de Glovo y trabajar con autónomos para poder competir en igualdad de condiciones?". 

En la carta, Tims también añade los problemas que ha tenido su compañía y las empresas de reparto con las que trabaja en encontrar trabajadores. "Cada día les cuesta más encontrar repartidores para atender la creciente demanda de comida a domicilio. Un problema que, además de las flotas, sufren clientes y restaurantes por igual. Unos ven cómo su pedido tarda mucho más en llegar, y los otros acumulan pedidos que nadie recoge".

La directiva de Uber Eats considera que durante los últimos años "los repartidores no se manifestaban porque quisieran renunciar a mayores derechos o protecciones. Sencillamente querían mantener la flexibilidad del modelo autónomo que les permitía escoger cuándo trabajar, priorizando los momentos de alta demanda, y así obtener mayores ingresos".

Durante el último año, la dirección de Uber Eats ha celebrado varias reuniones con el Ministerio de Trabajo para expresar, precisamente, estas preocupaciones y sus pasos para cumplir la 'Ley Rider'. 

Respuesta de Trabajo

Consultados por EL ESPAÑOL-Invertia, desde el Ministerio de Trabajo aseguran que se está exigiendo "de manera taxativa el cumplimiento de la ley a todas las plataformas digitales y está recurriendo a todos los instrumentos en su mano para que quienes la incumplan no obtengan beneficios de prácticas que no se ajusten a derecho".

De hecho, estas mismas fuentes afirman que "las plataformas digitales están respetando esta norma mayoritariamente y también se ha celebrado el primer convenio colectivo en este ámbito".

Con todo, afirman que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social "está actuando para verificar que las plataformas digitales de reparto no incurran en prácticas que, de manera fraudulenta, intenten evadir la aplicación de la ley".