Giro dramático de los acontecimientos en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Según informa CSIF y confirman fuentes del Gobierno, se ha decidido despedir a los 1.500 empleados interinos que se contrataron para gestionar las prestaciones relacionadas con la pandemia. Es decir, que recortará un 17,4% de su plantilla

Noticias relacionadas

Según explican desde el sindicato, esto ocurrirá en varios pasos y de forma progresiva.En concreto, 500 cesarán el próximo 30 de junio y los 1.000 restantes a finales de septiembre.

Aunque no se descarta que algunos interinos se puedan renovar más allá de septiembre, parece asegurado que el SEPE empezará 2022 con 1.500 trabajadores menos. Consultadas por este medio, fuentes de Trabajo aseguran que habían pedido la "renovación total y así lo trasladamos. Los interinos han hecho una labor extraordinaria durante todo este tiempo en el SEPE. La decisión corresponde a los ministerios competentes".

Es decir, que Trabajo pone la pelota en el tejado de Función Pública y de Hacienda, que son los ministerios que tienen la última palabra en lo que se refiere a las contrataciones públicas. Fuentes del departamento Miquel Iceta aseguran que "se está haciendo un esfuerzo importante y se renovarán los contratos de 1.000 trabajadores durante tres meses más (hasta el 30 de septiembre)".

Desde CSIF lamentan que "el cese de los primeros 500 efectivos se produce el día anterior a que se inicie el periodo vacacional de buena parte de la plantilla de este Organismo, con lo que la gestión de las prestaciones en un significativo número de unidades puede verse comprometida".