La Reserva Federal de EEUU (Fed) está lista para pasar a la acción y regar el mercado de liquidez. Así lo ha asegurado este jueves la rama de Nueva York de la institución monetaria. Por tercera vez en los últimos cuatro días ha lanzado un anuncia en esta línea, pero en plena debacle de los mercados ha puesto precio a la iniciativa: 1,5 billones de dólares.

Noticias relacionadas

Los responsables de la Fed de Nueva York han lanzado esta iniciativa al margen de otras que pudiera establecer la institución nacional que preside Jerome Powell. Su paso al frente llega, según explican, después de haber constatado dificultades en la financiación a corto plazo de instituciones públicas y privadas, incluido el propio Tesoro Federal.

Además, desde el organismo se ha anunciado que se están estudiando cambios en su programa de compras de deuda con el fin de “abordar las interrupciones altamente inusuales en los mercados de financiación del Tesoro asociados con el brote de coronavirus”.

Toda una declaración de intenciones que choca con la frialdad que este jueves ha prodigado el Banco Central Europeo (BCE), especialmente en el discurso de su presidenta Christine Lagarde. Una falta de arrestos que ha condenado a las bolsas europeas a su peor sesión en años, cuando no de su historia, como en el caso del Ibex 35.

La institución que dirige John C. Williams ha anunciado que pondrá a disposición del mercado al menos 500.000 millones de dólares en préstamos repo a tres meses de manera inmediata. Después, este viernes llegarán otros 500.000 millones con las mismas condiciones. Y, por último y en función de la demanda cosechada, se pondrán sobre la mesa otros 500.000 millones en repos a un mes también este viernes.

Más liquidez extra

Y lo que es más, a partir de la próxima semana, la Fed de Nueva York pondrá a disposición del mercado todas las semanas -hasta el próximo 13 de abril- hasta 500.000 millones a un mes y otros tantos a tres meses de vencimiento. Asimismo, ha asegurado que "seguirá ofreciendo al menos 175.000 millones de dólares en operaciones repo diarias y al menos 45.000 millones en operaciones repo a dos semanas dos veces por semana".

Estas medidas se conocen apenas unos días después de que la Fed de Jerome Powell anunció por sorpresa un recorte de medio punto porcentual en los tipos de interés.