El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha confirmado este domingo que el paquete de ayudas que España recibirá de Europa por un montante de 140.000 millones de euros tendrá como centro al turismo y a la automoción por ser de los sectores más "duramente golpeados por la crisis sanitaria". 

Noticias relacionadas

El presidente ha trasladado su agrado por este "nuevo plan Marshall que llega 72 años después del primero". Así, ha señalado que "Europa debe salvar a Europa. Este nuevo plan se convertirá en la transición de empleo, digitalización y medio ambiente" que necesita el país para recuperar el tejido industrial, ha expresado. 

Tras el anuncio del cierre de la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona o  los despidos de Alcoa, Sánchez se ha referido al sector de la automoción como uno de los sectores estratégicos para el conjunto del país, ya que "supone el 10% del PIB y una importante cantidad de empleo directo e indirecto". Por ello, el presidente del Ejecutivo ha desvelado que está trabajando con el sector en un "importantísimo programa de reconstrucción" que se aprobará "en un próximo Consejo de Ministros, tan pronto como sea posible".

Este plan, ha avanzado, está basado en seis pilares que ha resumido así: Se luchará por una renovación del parque de vehículos -a modo de un nuevo plan Renove-, "un estímulo para que los españoles compremos vehículos más sostenibles", ha indicado; habrá mejoras en la inversión, "para garantizar una mayor competitividad del sector de la automoción"; se potenciará el impulso de la I+D+i; se planeará una nueva fiscalidad para el sector automovilístico -de la que no ha adelantado más detalles-; se dotará a las empresas de ayudas para su liquidez y financiación; y por último, el Ejecutivo ha prometido medidas también de "ayuda en el ámbito laboral". 

Además, Sánchez ha detallado otros programas transversales que servirán de apoyo al gran plan para la automoción y que contendrán aspectos como la armonización de las distintas medidas sobre movilidad, el hidrógeno 'verde', la cadena de valor de las baterías para coches eléctricos y el uso de las tecnologías de la información para la "nueva movilidad".

Reactivación del turismo

En cuanto al turismo, Sánchez ha señalado que España es un referente mundial y "los 80 millones de extranjeros que nos visitan son los mejores aliados para nuestra reactivación económica". Por ello ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a los extranjeros apuntando a que España estará preparada para la recepción de turistas extranjeros con "las mayores garantías de seguridad". El objetivo es que los turistas "vuelvan a disfrutar de nuestro clima, playas, ciudades, historia o naturaleza. Mientras el virus circule en el mundo sí habrá distancia física pero cercanía emocional". Sobre los planes de reactivación del turismo, además de la llamada a extranjeros, el presidente ha indicado que ésta debe proyectarse en una doble dirección: la nacional y la internacional.

Dos años de recuperación

Sánchez ha asegurado que la recuperación económica comenzará en España en el último trimestre de este año. No obstante, también ha augurado que ésta se "prolongará durante dos ejercicios".

"Al final de la presente Legislatura estaremos en una situación mejor que la que nos deja la pandemia", ha vaticinado.