El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado a las comunidades autónomas que cobrarán en julio el primer tramo del fondo no reembolsable de ayuda frente al coronavirus, dotado con un total de 16.000 millones de euros

Noticias relacionadas

Según ha explicado Sánchez a los presidentes autonómicos, el primer tramo de hasta 6.000 millones de euros será el que se pague este mes de julio, en base al gasto sanitario. El segundo, de hasta 4.000 millones de euros, se repartirá en base a criterios de gasto sanitario de octubre y se pagará en noviembre, según avanza Servimedia. Los dos completarán los 10.000 millones destinados a gasto sanitario.

El tercer tramo, explicó el presidente, será de hasta 1.000 millones de euros a pagar en noviembre y se repartirá en base a criterios representativos de gasto social; mientras que el cuarto y último, de hasta 5.000 millones de euros serán en función de criterios relacionados por la disminución de la actividad económica, la pérdida de ingresos. Este último se decidirá a propuesta de representantes de las comunidades autónomas y del Gobierno. 

Durante su comparecencia ante los medios tras la reunión con las autonomías, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no ha querido detallar las fechas concretas del reparto, pero ha explicado que aún no hay una cantidad establecida para cada comunidad y que para constituir y repartir el fondo "hay que hacer un decreto ley".

"Los presidentes son conscientes del esfuerzo del Gobierno y la financiación no será un obstáculo" para salir de la crisis, ha insistido Montero, recordando que también se ha confirmado a los representantes autonómicos que podrán destinar la parte no ejecutada de los fondos Feder al gasto sanitario, con lo que las comunidades dispondrán de 3.200 millones de euros adicionales en ese concepto. 

Dinero para la reconstrucción

El sábado 2 de mayo, el presidente del Gobierno anunció la aprobación de este fondo especial para la recuperación social y económica. Entre las ventajas del fondo destaca que se articula como transferencia directa que las comunidades no tendrán que devolver. Tampoco les generará ninguna carga en intereses ni aumentará la deuda de las autonomías, pues es la Administración central quien asume el impacto en cuentas públicas. El fondo tampoco sustituye a los que ya se asignan con cargo a la financiación autonómica.

En un principio, el tramo destinado al gasto sanitario se divide en otros dos, un primero de 6.000 millones de euros y otro de 4.000 millones. En la distribución el primero tienen más peso variables que reflejan el impacto directo de la emergencia sanitaria sobre los sistemas de salud (ocupación de camas, ingresos UCI, positivos confirmados por PCR, etc), mientras que en el segundo la población ajustada o población protegida equivalente gana relevancia, pues se aplicará en una fase de estabilización en el que la prioridad será que las comunidades preparen sus sistemas sanitarios para prevenir cualquier posible rebrote. 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya confirmó a las comunidades que revisaría estos parámetros en caso de ser necesario. 

Este Fondo No Reembolsable se une a otros recursos ya aprobados por el Gobierno para financiar a las administraciones autonómicas. Las comunidades recibirán este año del sistema de financiación la cifra récord de 115.887 millones, un 7,3% más que en 2019. Suponen 7.903 millones más.