En plena revolución digital, los datos son uno los principales activos para las empresas. De hecho, en los últimos tiempos no deja de repetirse y afianzarse la idea de que los datos se han convertido en "el petróleo del siglo XXI" y la fuente que alimenta las tecnologías que impulsan la transformación digital. 

Noticias relacionadas

Pero no basta únicamente con disponer de los datos para capturar todas sus ventajas, sino que también es necesario que las organizaciones compartan, intercambien y colaboren con datos como parte de un ecosistema para aprovechar así el máximo potencial de los mismos. 

Así, lo constata un nuevo análisis del Instituto de Investigación de Capgemini, que revela que, a nivel mundial, las organizaciones que sí forman parte de un ecosistema de datos pueden obtener importantes beneficios en materia de productividad, satisfacción de clientes, innovación y reducción de costes. Un beneficio que además se puede ver reflejado en la cuenta de resultados

En concreto, la firma de consultoría tecnología cifra en hasta 940 millones de dólares, lo que representa el 9,4% de los ingresos anuales para una organización media con una facturación anual de 10.000 millones de dólares, los beneficios económicos que se generarán en los próximos cinco años en el escenario más optimistas.

Sin embargo, incluso con unas perspectivas más conservadoras, aquellas empresas que participan en ecosistemas de datos obtendrán unos beneficios adicionales de 235 millones de dólares, lo que equivale a un 2,4% de su facturación. 

El informe detalla que estos beneficios se materializarán a través de ahorros de costes (47 millones de dólares en el escenario más conservador y 186 millones de dólares en el más optimista), nuevas fuentes de ingresos (95 millones y 378 millones, respectivamente) y mejoras en la productividad (94 millones y 377 millones, respectivamente).

"Los datos se sitúan en el epicentro de la innovación. Las organizaciones que ya están aprovechando su potencial están viendo los claros beneficios que puede aportar el intercambio de datos", afirma el director general de Insights & Data de Capgemini, Zhiwei Jiang.

Aumentar la apuesta por los datos

Por otro lado, el informe apunta que todavía el 61% de las organizaciones participa principalmente en ecosistemas de datos que implican un simple intercambio de datos y bajos niveles de colaboración, mientras que sólo el 39% de las organizaciones está convirtiendo los conocimientos basados en datos en una ventaja competitiva sostenida.

Aún así, el 54% de los altos ejecutivos encuestados de 750 de grandes compañías globales declara un "creciente" interés en la monetización de los datos y un 48% de las organizaciones tiene previsto lanzar nuevas iniciativas de ecosistemas de datos. De ellas, el 84% estima hacerlo dentro de los próximos tres años. 

Esta apuesta se debe a que los ecosistemas de datos han experimentado un significativo impacto en múltiples frentes en todas las organizaciones: mejora de la satisfacción del cliente en un 15%, aumento de la productividad/eficiencia operativa en un 14% y reducción de los costes en un 11% interanual. 

Por ello, no es de extrañar que, impulsado por la comprensión del valor empresarial, la encuesta releve que una de cada cuatro organizaciones invertirá más de 50 millones de dólares en ecosistemas de datos en los próximos dos o tres años, mientras que la mitad destinará entre 10 y 50 millones. De media, la inversión será de 40 millones de dólares por organización.

Pese a ello, Capgemini detalla que la inversión varía mucho entre sectores y países. Por ejemplo, el 55% de las empresas de telecomunicaciones y el 43% de las entidades bancarias invertirá más de 50 millones de dólares. Sin embargo, las entidades sanitarias y gubernamentales van a la zaga, con solo un 18% y un 7% de las empresas, respectivamente, invirtiendo más de 50 millones de dólares.

En cuanto a las distintas economías, Estados Unidos y el Reino Unido serán los países que más inviertan en ecosistemas de datos, ya que más de una de cada tres organizaciones de ambos países gastará más de 50 millones de dólares en los próximos tres años en este fin.

Datos de España

Pero ¿cuál es, según el estudio, la situación de España? El 24% de las organizaciones nacionales ha destinado un presupuesto de entre 30 y 50 millones de dólares para implantar estas iniciativas en los próximos tres años, en línea con la media del resto de países (27%). Además, un 18% de las empresas gastará entre 10 y 30 millones de dólares.

Asimismo, el 45% de las empresas tiene previsto potenciar sus iniciativas ya existentes en lo que se refiere a los ecosistemas de datos y aumentar así su compromiso con el intercambio de datos en un futuro próximo, lo que supone nueve puntos porcentuales más que la media del resto de países.

Sin embargo, tan solo un 24% de dichas empresas españolas tiene pensado lanzar nuevas iniciativas próximamente, lo que contrasta con las intenciones que mantienen el resto de países, en los que, como media, esas nuevas iniciativas se elevan hasta un 48%.

En cuanto a los principales beneficios que han impulsado la participación de las empresas españolas en los ecosistemas de datos en los últimos tres años, destacan la mejora en la satisfacción del cliente (13,1%, frente al 15,1% de media global) y las oportunidades en el lanzamiento de productos, servicios y modelos de negocio (12,3%).

En esta línea, el informe de Capgemini apunta que, con un 13,5%, la mejora en la satisfacción del cliente representa también el principal beneficio que la mayor parte de las empresas españolas espera obtener en los próximos tres años gracias a estos ecosistemas.

Respecto a los principales retos a los que se enfrenta la mayoría de las organizaciones en España en este campo, hay tres que destacan por encima del resto: amenazas de ciberseguridad, con un 89% (frente a un 62% a nivel global); la falta de talento y habilidades, con un 84% (frente a un 56% a nivel global); y la resistencia de los consumidores a compartir datos, con un 82% (frente a un 56% a nivel global).