David Cierco puso fin el pasado mes de mayo a una etapa de casi tres años al frente de Red.es, la entidad pública dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital encargada de la ejecución y despliegue de los planes diseñados por el Gobierno para lograr la digitalización de España, en busca de nuevos retos profesionales. 

Noticias relacionadas

Unos retos que tenía muy claro estarían estrechamente vinculados con poder seguir aportando sus más de 20 años de experiencia en el campo de las nuevas tecnologías y el desarrollo de la sociedad de la información, tanto en el ámbito público como el privado, al actual proceso de transformación que vive España como consecuencia de la digitalización.

En una conversación con D+I, Cierco explica que España tiene un reto como país "muy importante" a la hora de abordar esta transformación. Una tarea que califica de "ingente" y que incide es responsabilidad de todos: ciudadanos, sector público y sector privado. 

En este contexto, apunta que existía un espacio para crear "un punto de encuentro entre todos" y, de alguna manera, poner en común inquietudes, propuestas e ideas y que todas éstas se conviertan en iniciativas. Todo ello con un enfoque "muy positivo" y abierto al ciudadano.

Y en esta premisa se enmarca la Fundación Alianza Digital 2030 que acaba de lanzar la consultora Atrevia y a la que se ha incorporado David Cierco como director ejecutivo con la misión de posicionarla como un actor relevante en las dinámicas de cambio que están transformando la sociedad española.

Un punto de encuentro

Cierco explica que la fundación quiere ser ese "punto de encuentro" del que hablaba entre el sector público y privado para, de manera colaborativa, generar ideas e iniciativas para promover una sociedad digital, sostenible e inclusiva.

"Lo veo casi como una incubadora de ideas, propuesta e iniciativas que surgen de la interacción entre el sector público y privado", remarca. 

Asimismo, resalta que una particularidad que diferencia a la fundación de otras iniciativas en este campo es que quiere abrir su actividad a la sociedad civil para acercar a la ciudadanía todos los cambios que se están produciendo. Por ello, remarca que se trata de una idea original en el sector, ya que se consideran más un action thank que un think tank.

De esta manera, incide en que busca, gracias a la reflexión conjunta de todos los actores, generar ideas, iniciativas y propuestas con las que poder contribuir a aquellas dinámicas que están intentando abordar el reto de digitalización y transformación al que se enfrenta el país en los próximos años. 

Todo ello, en un momento en el que los fondos europeos van a ser claves para avanzar en este proceso acelerado de transformación digital, no solo los relacionados con el Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation, sino también los correspondientes a la financiación plurianual de la Unión Europea. 

Asimismo, Cierco apunta que otro de los objetivos de la organización es conectar los distintos ecosistemas que hay en España (Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, etc... ), aunque también tiene una vocación internacional. De hecho, defiende que puede convertirse en un puente entre España y Europa y América Latina. 

Foros, encuentros y networking

Para lograr alcanzar sus objetivos, la Fundación Alianza Digital 2030 va a poner en marcha distintos tipos de actuaciones, como organizar encuentros en el ágora de conocimiento en el cual se generan ideas y propuestas partiendo de un entorno más reflexivo. 

También celebrará foros institucionales que contarán con la participación de representantes de los sectores público y privado, donde la administración de alto nivel se encuentre con el sector privado en busca de ideas y propuestas que tengan repercusión social y mediática.

Asimismo, organizará espacios de nertworking entre inversores, empresas y startups en el ámbito de la tecnología y pondrá en marcha lo que han denominado un box de capacitación digital, que es contribuir a dotar de esas habilidades digitales a aquellos colectivos que necesiten una especial atención, como jóvenes desempleados o mayores de 45 años, entre otros.

La Fundación ya ha comenzado a andar y en los últimos días ha celebrado dos encuentros, uno en Madrid y otro Barcelona, con un grupo reducido de personas para hablar de retos y oportunidades de la digitalización y tener un primer conecto con su público objetivo. 

Por su parte, el primero de los foros institucionales tendrá lugar el próximo 1 de octubre en Barcelona. En concreto, el encuentro Industria 4.0 y Fondos Europeos contará con la intervención de representantes del Gobierno de España, la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona.

Cierco destaca que la respuesta recibida hasta la fecha ha sido "muy positiva", sobre todo en lo que se refiere a crear un espacio muy colaborativo donde el sector público y privado puedan dialogar de manera amigable y poner sobre la mesa sus ideas y prepuestas. "La gente sí que ve esa necesidad de interlocución y nos ve a nosotros como un instrumento muy válido, así como para esa parte de acercamiento a la sociedad", incide. 

Retos profesionales y cambio de ciclo

Los más de 20 años de carrera profesional de David Cierco los ha repartido entre el sector público y privado. En la administración, antes de ser director general de Red.es, fue asesor del Ministerio de Industria (2004-2006) y director general para el Desarrollo de la Sociedad de la Información (2006-2010). 

En el ámbito privado, ha ejercido como director ejecutivo de la consultora Emoción Digital (2013-2017), consejero delegado de la empresa tecnológica Tryp Digital (2017-2018), y asesor financiero experto en diferentes entidades como Ahorro Corporación o Intercapital LTD.

El pasado mes de mayo, en busca de nuevos retos profesionales y considerando que había cumplido un ciclo, Cierco decidió dejar Red.es en busca de nuevos proyectos en el ámbito privado, que ahora se han materializado en su nombramiento como director general de la Fundación. 

En este sentido, señala que ya había cumplido una etapa en la entidad pública, que con humildad cree que ha sido "bastante exitosa", y le apetecía hacer otras cosas en otros sitios, aunque siempre en el ámbito de la tecnología. Así, añade que le parecía "ilusionante" la idea de hacerlo desde un espacio al que se pudieran sumar todos los actores relevantes para este proceso, como es el que ahora dirige.