María Azofra y Lucía Clifford son ingenieras, emprendedoras y ex deportistas de élite. Concretamente, se autodefinen como 'muy futboleras' -por algo llegaron a jugar en la primera división femenina de fútbol- y un gol es precisamente lo que estas dos autodidactas quieren meterle a la compra tradicional de objetos.

Noticias relacionadas

El último viaje que realizaron juntas antes de la pandemia gestó el embrión de lo que en la actualidad es Yakk, la primera plataforma que permite alquilar todo tipo de objetos por horas, días e incluso con opción a compra. 

"Lucía y yo nos íbamos a Filipinas y la GoPro de Lucía estaba en reparación. Busqué un alquiler de la cámara para el tiempo que íbamos a estar de viaje y no encontré forma de hacerlo. Con la idea ya en mente y con el parón turístico, nos pusimos manos a la obra junto con Julián para validar nuestro modelo de negocio", explica María Azofra, una de las fundadoras.

Es en este punto de la historia de Yakk donde Julián Azofra se suma al proyecto. "Le propusimos que fuéramos desarrollando la idea de Yakk y la utilizase como trabajo de fin de grado en su último año de Ingeniería Informática en Lancaster".

Yakk nace con la misión de democratizar el acceso a cualquier producto y ofrecer total flexibilidad  combinando tanto la opción de alquiler puntual como el flexing a través del cual, se puede adquirir un producto por periodos de tiempo más largos, sin entrada y con opción a compra.

Nueva línea de negocio para empresas

"No sólo aportamos valor a la persona que alquila, también ayudamos a las empresas ofreciéndoles una nueva línea de negocio sostenible y adaptada a las nuevas tendencias con la que rentabilizar su stock y llegar a nuevos clientes", recalca Azofra.

Su tecnología se basa en hacer más accesible cualquier producto a las personas, con la finalidad de "poder exprimir la vida al máximo al mismo tiempo que cuidamos del planeta".

El propio nombre de la startup ya de pistas de la filosofía con la que nace el proyecto. Yakk es un animal que habita en el Himalaya y que se ha utilizado tradicionalmente para portar objetos.

"Un taladro se usa a lo largo de su vida útil tan solo 13 minutos. ¿De verdad se necesita comprar un taladro? La pregunta tenía una respuesta fácil. Como también las ganas de probar cosas nuevas sin saber si te van a gustar", comenta María Azofra.

Con solo un clic la herramienta de Yakk pone más de 15.000 referencias de objetos al alcance del usuario para alquilar por horas, días o con opción a compra.

"Todas esas ideas locas de fin de semana puedes hacerlas sin tener que acumular objetos en casa y sin gastar más de lo necesario", concluye. Y en que en la herramienta se pueden encontrar más de 15.000 referencias, que pertenecen tanto a empresas como a particulares.

"Lo más alquilado son los equipos audiovisuales y deportivos para el corto plazo y los equipos informáticos en la opción de flexing o alquiler a largo plazo con opción a compra". Pero también se puede encontrar desde una Termomix por 10 euros la hora; un cortacésped por 26 euros por día o un catamarán por 175 euros por hora.

Acelerada por Lanzadera

"Somos un equipo de ingenieros y amantes de los datos y le estamos dando nuestro propio toque a la plataforma, desarrollando un algoritmo que, en función de tus intereses, te recomendará aquellos productos que mejor se adapten a ti, creando así una experiencia 100% personalizada dentro de Yakk", incide Azofra.

La startup, acelerada por Lanzadera, acaba de cerrar su primera ronda de inversión por valor de 249.000 euros. "Ahora nos toca poner toda la carne en el asador y consolidarnos como líderes en el mercado del alquiler de objetos por Internet a nivel nacional, aumentar el equipo y cerrar acuerdos con grandes proveedores".

Su previsión es cerrar 2021 con más de 100.000 usuarios y seguir avanzando en la creación de una comunidad de Yakkers, "que es como nosotros llamamos a la gente aventurera que prioriza el vivir aventuras al poseer bienes". De aquí viene nuestro lema Posee menos, vive más.

De cara al próximo ejercicio, la plataforma prevé continuar con la consolidación del mercado español y seguir cerrando acuerdos con grandes empresas, así como ampliar el catálogo de productos.

Covid: la nueva concienciación social

La pandemia ha supuesto un punto de inflexión para la concienciación social, un nuevo modelo que prima la justicia social y el respeto con el medioambiente. Desde Yakk consideran que su propuesta encaja a la perfección en este nuevo paradigma.

"La incertidumbre también nos ha llevado a cuestionarnos si realmente vamos a utilizar las cosas antes de comprarlas, es por esto por lo que la propuesta de Yakk se adapta a las nuevas tendencias, dando alternativas a la compra desmesurada de bienes a la que estábamos sometidos antes del covid-19".