Nada volverá a ser igual después de la pandemia. La sociedad actual da ya por consensuado que el punto de inflexión que ha supuesto la Covid-19 imposibilitará regresar al estadio prepandémico. 

Noticias relacionadas

Consciente de esta realidad, el sector de la moda de alquiler en España explora nuevos horizontes y da un salto cualitativo de la mano de la startup Pislow y la firma de moda ESCADA, una propuesta que no sólo ofrece tendencia, sino también sostenibilidad.

Esta industria lleva años virando hacia un modelo más respetuoso con el medio ambiente. Según explican desde Pislow, "de nada sirve producir con estándares más éticos, contaminando menos y con materias primas de mayor calidad si no se consume de manera sostenible".

La cuestión no es baladí. Según aportan desde la compañía, prolongar la vida de una prenda de vestir sólo nueve meses más puede reducir su huella de carbono, agua y residuos entre un 20 y un 30%.

"A raíz del Covid-19 hay más personas conscientes de un consumo de moda responsable. Muchas pertenecen a nuevas generaciones como los Millenials y la generación Z, que basan sus decisiones bajo una perspectiva verde y sostenible", afirma Sheila Moya, cofundadora de Pislow.

En este proceso de cambio en el perfil de los consumidores de moda, la pandemia ha ejercido de acicate y ha acelerado una transformación que ha llegado para quedarse.

Marcas y firmas quieren responder a este nuevo paradigma y Pislow ha dado un férreo paso al frente con la incorporación de la primera marca de lujo al fashion renting.

A través de su plataforma, que cuenta con más de 6.000 suscriptoras, Pislow aspira a liderar en el país este proceso de cambio de forma que sus clientes disfruten de mayor accesibilidad al canal más exquito del mercado al tiempo que reduzcan la huella de carbono de las prendas.

En esta línea, el big data que Pislow ofrece a marcas como ESCADA, va a permitir que la firma produzca sus prendas de manera mucho más predecible, validando sus colecciones con clientes reales y evitando el excedente de producto.

"Nuestra principal novedad es que ofrecemos una solución integral de fashion renting. Esto permite a las marcas poder alquilar sus productos en nuestra plataforma a través de un nuevo canal de distribución", añade la cofundadora.

Para satisfacer las necesidades del cliente, la herramienta incorpora "machine learning para que tengan una experiencia a medida cada mes". Además, utiliza "algoritmos que optimizan la rotación de los productos alquilados para alargar la vida de las prendas, lo que permite maximizar su rentabilidad", insiste la responsable.

Se trata de aplicar una economía circular al sector con la fabricación de prendas más duraderas, de manera que se prolongue su uso.

"Servicios como los arreglos y los modelos de negocio como el nuestro, que incluye el alquiler y la suscripción, evitan que las prendas se queden sin uso en nuestros armarios", dice la cofundadora.

Prendas de hasta 1.299 euros

La compañía ESCADA ofrece una primera colección a través de Pislow que consta de medio centenar de referencias, valoradas en hasta 1.299 euros, e incluye todas las categorías estrella de la firma: vestidos, trajes, pantalones, abrigos y bolsos.

“ESCADA quiere sumarse a este nuevo paradigma del sector de la moda que nos permite mantener nuestros altos estándares de calidad y acercarnos a un público nuevo. No se trata solo de alquilar una prenda para una ocasión especial, sino también para el día a día”, explica Santiago Noguera, director general ESCADA Iberia.

Las más de 6.000 suscriptoras con las que cuenta Pislow en España ya pueden alquilar las prendas de ESCADA. 

Para ello, pueden hacerlo de forma puntual mediante la selección de las mismas por catálogo, o bien a través de la suscripción a este servicio que les permite estrenar outfits de lujo cada mes por 59,99 (la Premium Box) o 109,00 euros al mes (la Luxury Box).

La suscripción a la plataforma incluye el precio del envío y devolución de la caja, el servicio de limpieza y tintorería, y la posibilidad de comprar las prendas con descuentos, en el caso de que la clienta quiera quedarse alguna de éstas.

Pislow es una startup pionera en España, creada en 2017 de la mano de las emprendedoras María José González y Sheila Moya, que acerca al mercado español la tendencia del fashion renting.

La empresa ofrece un servicio de renting de prendas, bolsos y accesorios a través de su suscripción mensual y sin permanencia. Sus cuotas varían entre 39 y 109 euros al mes, dependiendo de la gama de los productos escogidos.