Santander

Tras la crisis económica provocada por la pandemia de la covid-19, la Unión Europea planteó una de sus mayores iniciativas de financiación y apoyo a los países más afectados por esta situación. Entre ellos, España destacaba entre todos los vecinos por su gran dependencia del sector turístico y la necesaria reconversión de nuestro tejido industrial.

Noticias relacionadas

Sería el siete de septiembre de 2020 cuando el presidente Pedro Sánchez presentaría el Plan de Recuperación, negociado posteriormente con la UE y cuya versión final fue aprobada por Bruselas a mediados del presente junio. España se convertía así en el primer país en tener aprobado ese plan, del que también es el primer beneficiario: 140.000 millones de euros, el 11% del total.

Sin embargo, esto no fue más que el pistoletazo de salida para una carrera de fondo en la que la ejecución es y será el verdadero campo de batalla en los próximos meses. Y, por ahora, se trata de un proceso que está teniendo sus particulares luces y sombras-

"Pusimos en marcha el primer PERTE para el vehículo eléctrico y conectado. Hemos puesto en marcha otras convocatorias para clústeres de IA con 20 millones adicionales, en proyectos de máquinas y herramientas o con fondos de apoyo a la industria productiva", presume Raül Blanco, secretario general de Industria y Pyme, durante su intervención en el Encuentro de Economía Digital de la patronal AMETIC. "Y también pusimos en marcha varias convocatorias más, como las de industria 4.0, durante el mes de agosto".

Estas convocatorias, en pleno verano y sin previsión alguna, han recibido muchas críticas. Son dos los aspectos que el ecosistema empresarial más ha sufrido: la dificultad de organizar relaciones entre compañías para presentarse a estas convocatorias y, también, el carácter 'exprés' de muchas de estas iniciativas que apenas daba tiempo a preparar la documentación necesaria.

Blanco no se ha escondido ante estos comentarios negativos sobre su ejecución: "Hemos recibido algunas críticas, pero la respuesta es muy sencilla. El Gobierno no para en agosto. Y los cuellos de botella en la Administración, especialmente de recursos humanos para gestionar estos presupuestos tan grandes y con límites temporales que nos impedían irnos más allá de agosto. Además, no podíamos lanzar estas convocatorias hasta tener el Plan de Recuperación aprobado".

Eso sí, el secretario general de Industria toma nota de cara al futuro. "Intentaremos sacar estas convocatorias a principios de año en 2022 y 2023, con más presupuesto si cabe", promete.

Evitar la "incertidumbre tecnológica"

Aunque esa materialización de los fondos europeos copó gran parte del discurso de Raül Blanco, secretario general de Industria y Pyme, también hubo ocasión de poner las miras en las bases de los desafíos que se plantean para los próximos cursos.

"Debemos luchar contra la incertidumbre tecnológica, de dejar de regalar soberanía industrial en Europa", destaca Blanco. "Lo estamos viendo con los semiconductores, donde no tenemos autonomía propia y lo estamos sufriendo. También estamos en un entorno volátil en materias primas, desde el acero hasta la sémola. Debemos trabajar en estos aspectos y resolver estas dudas por medio del Plan de Recuperación".

Ello, añade, uniendo de paso la sostenibilidad y apelando al incremento de la productividad, "llegando a todo tipo de territorios y de empresas".

"Arrastrar el capital privado"

Y si Raül Blanco defendía su gestión en estos primeros meses con los fondos europeos como telón de fondo, por su parte José Bayón, consejero delegado de ENISA, presume de cómo ha conseguido convertir a este organismo en un pilar clave para el ecosistema innovador español.

"Somos un pequeño instrumento, pero que al mismo tiempo es referencia pública en el emprendimiento innovador", destaca el político segoviano. "Si miramos toda nuestra historia, hemos invertido más de 1.100 millones en préstamos participativos en 6.500 empresas con más de 7.000 préstamos"

El pasado está ahí, pero el presente y futuro de ENISA se antoja sumamente movido con dos líneas nuevas de financiación: una destinada al emprendimiento femenino (dotada con 17 millones de euros al año durante 3 años) y otra para el sector agroalimentario con 13 millones anuales.

"También desempeñaremos un papel relevante en la futura Ley de Startups, con la certificación de estas startups. Y, al final, lo que buscamos es seguir siendo un país de pymes, pero también de grandes organizaciones, y arrastrar el máximo capital privado hacia nuestro país", añade Bayón.

Más fondos para inteligencia artificial

Como si de un trío de ases se tratase, falta una voz más en el brazo ejecutor de los fondos europeos en España: Alberto Martínez, director general de Red.es.

"El reto que tenemos por delante es importantísimo. Es un 'Plan Marshall' de toda Europa, que representa un 5% del PIB europeo. España, a la que le corresponde un 11% de todo el capital, ha sufrido mucho en términos de recesión. Es un acto de solidaridad que refuerza las bases de la Unión Europea".

Para Martínez, aunque el 30% de los fondos van dirigidos explícitamente a digitalización, en realidad todos los 140.000 millones de euros que recibirá nuestro país tienen como objetivo -final o en el camino- la implantación de las nuevas tecnologías.

"No podemos imaginarnos una movilidad del futuro o una transición energética que no sea digital", sentencia Martínez.

El director general de Red.es, quien sustituyó recientemente a David Cierco al frente de este ente, aprovechó además el escenario de AMETIC en Santander para anunciar una convocatoria, "la próxima semana", de 105 millones de euros destinados a proyectos que incorporen la inteligencia artificial en la cadena de valor. 

Es el resultado de las manifestaciones de interés lanzadas en los últimos meses, en el marco de la Estrategia Nacional de IA y que se concretará en subvenciones de entre el 50% y el 80%.

Y, para acabar, recuerda el poso del 'Digital Toolkit', "con el que vamos a digitalizar a 800.000 pymes e inyectar 3.000 millones de euros en la economía a través de microsubvenciones".

Contenido exclusivo para suscriptores
3 meses por 1€
Accede a todo el contenido de Invertia durante 3 meses por 1€, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información