Para un responsable político es importante saber qué opinan sus conciudadanos. Es vital disponer de datos y no sólo sobre intención de voto. Y, aunque como dice la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, "la percepción es una y a veces la realidad es otra", cualquier sondeo ofrece conclusiones positivas a cualquier servidor público.

Noticias relacionadas

Precisamente en La Rioja se presentó hace unos días la cuarta Encuesta Cotec de la Percepción Social de la Innovación, elaborada en colaboración con Sigma Dos.

Y se presentó en La Rioja porque es esta región la que ofrece los resultados más positivos sobre la percepción de la importancia de la I+D+i en comparación con el resto de comunidades autónomas.

Un 84% de los ciudadanos riojanos consideran la innovación como un fenómeno positivo para la sociedad y economía del futuro. La media nacional en este apartado está en el 77%, según la encuesta.

La presidenta riojana lo tiene claro: "Ya sabíamos que el futuro pasa por la innovación y la colaboración público-privada pero estos datos me sugieren que hay conciencia y hambre de probar nuevas soluciones, que hay ganas de seguir avanzando para construir un gran futuro para esta tierra".

Los resultados de la encuesta son, para la presidenta, "un acicate para seguir desarrollando un tejido empresarial regional vivo, dinámico, moderno, y con ganas de aportar".

Estos datos, al fin y al cabo, según Concha Andreu, son el reflejo de lo que ha pasado durante esta pandemia y, sobre todo, en sus momentos más duros.

"Aprender a marchas forzadas"

"Hemos tenido que aprender muchas lecciones a marchas forzadas, algunas lecciones fueron extremadamente severas, pero otras son esperanzadoras. Nuestra tierra supo replantear todas las certezas y cambiar algunas reglas del juego e innovar para acabar con la incertidumbre", recuerda la máxima responsable política de la región.

Concha Andreu citó el ejemplo de "las industrias riojanas, que decidieron reorientar su producción para fabricar todo tipo de elementos de protección, mientras otras regiones adquirían material a la desesperada en mercados internacionales colapsados".

En este sentido, el "esfuerzo de empresas, universidades y organizaciones sin ánimo de lucro ha demostrado que la sociedad está más preparada que en ningún momento de la historia". Y añadió: "Si hemos conseguido esto en una época tan complicada no puedo imaginar lo que seremos capaces de conseguir en un futuro próximo". 

Parte importante de este esfuerzo innovador, decíamos, tiene ahora su fiel reflejo en los datos.

Además de ser, según esta encuesta, la comunidad autónoma que más cree en la innovación, La Rioja, solo superada por Madrid, es la segunda que más confía en que la tecnología será capaz de generar más empleo del que destruye. Así lo creen el 53% de los ciudadanos riojanos.

Es más, un porcentaje casi idéntico de ciudadanos de La Rioja tienen la percepción de que las pymes españolas son innovadoras (es la región más optimista al respecto).

Buena autoestima riojana

En cuanto a amor propio, la región riojana tiene buena percepción de sí misma. Es la sexta región que más se valora en cuanto a la percepción sobre la innovación en sus propias empresas y en cuanto a nivel de innovación en relación al resto de regiones.

"No tenemos grandes recursos naturales, tenemos un tamaño pequeño, pero a partir de ahora ya sabemos que en La Rioja tenemos una ventaja: somos más conscientes que en otros sitios de la importancia de la innovación", concede la presidenta.

Concha Andreu destaca que "tenemos la oportunidad de tendernos la mano para colaborar". En este sentido, recalca que "el impulso viene en forma de oportunidad de futuro gracias a situaciones como los Next Generation: los vamos a exprimir, no solo para recuperar la economía sino para transformarla".

No conviene olvidar en este punto que, tal y como en su día contó D+I, la región está ya inmersa en una serie de proyectos transformadores.

Iniciativas como el Valle de la Lengua, la Ciudad del Envase y el Embalaje, el Territorio Digital de Servicios y el proyecto de enorregión son algunos de los ejemplos.

La presidenta regional se comprometió a seguir "trabajando duro, modificando estructuras, perfiles, probando soluciones, cometiendo errores pero aprendiendo de ellos".

Y en esta tesitura "vamos a sumar todos los ciudadanos para desarrollar un futuro que ya coge forma". Ahora, Concha Andreu tiene la certeza que estos ciudadanos a los que quiere sumar están tan convencidos como ella de la importancia de la innovación.

Con la mirada puesta en el futuro, la presidenta ha avanzado que el de La Rioja "será digital, innovadora, sostenible y respetuosa con el medio ambiente, y lo lograremos porque en La Rioja somos más conscientes de la importancia de la formación y de la innovación para salir adelante".