Turismo, turismo y turismo. Hoteles, restaurantes... Yates y puestas de sol desde una cala maravillosa. Eso es Ibiza y, cuando pase la dramática crisis que vive la hostelería, eso seguirá siendo.

Noticias relacionadas

Ahora bien, el hecho de que el sector predominante en esta isla sea, en condiciones normales, un seguro de vida para la economía, no es óbice para que en estos momentos de incertidumbre la administración esté inmersa en la exploración de nuevas opciones.

El objetivo es diversificar un poco el modelo económico ibicenco y, por alguno de los proyectos puestos en marcha por el propio Ayuntamiento de la capital de la isla, la impresión 3D aplicada a sectores como la industria o la medicina parece ser una de las opciones que se ve con mejores ojos.

Durante este inicio de año ha arrancado el primer FabLab de la isla de Ibiza, un espacio de producción digital y laboratorio de diseño y fabricación de objetos usando la tecnología de impresión 3D y las técnicas de prototipado electrónico digital, que estará ubicado en el edificio municipal de Sa Drassaneta y en la escuela de Artes de Eivissa.

El FabLab es un proyecto, según explican fuentes municipales, con un presupuesto de 800.000 euros cofinanciado por la Unión Europea a través de los Fondos FEDER.

Muchas aplicaciones

Consiste en la puesta en marcha de un laboratorio de fabricación digital, donde se pueden trabajar todas las fases de la fabricación digital de cualquier producto usando tecnologías de prototipado electrónico y construcción 3D, desde el diseño hasta la impresión, tanto de piezas pequeñas como grandes, en diferentes materiales y para diferentes usos.

Las tecnologías de fabricación e impresión digital en 3D tiene aplicaciones en diseño, arquitectura, ingeniería, arte, oficios como la carpintería, forja, metalurgia, fontanería así como en el sector de la moda, la educación y la medicina entre otros.

El FabLab, que "supondrá un impulso de Ibiza como ciudad productiva" tendrá diferentes vertientes y espacios en formatos de laboratorios donde se podrán encontrar herramientas para desarrollar proyectos de prototipado electrónico y maquinaria de fabricación digital.

Será un espacio donde poder crear prototipos funcionales, un espacio educativo, donde poder recibir clases y formación especializada en diferentes tecnologías dirigidas a públicos de todas las edades y un lugar de creación colaborativa.

Para el teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica, Aitor Morrás, "nos encontramos ante un proyecto innovador en la isla que permitirá ampliar opciones a muchos sectores y que apoyará la producción local".

Se trata, indica, de "generar mecanismos para que las ideas y proyectos de diferentes sectores tengan salida y se conviertan, cada vez más, en objetos sostenibles que se puedan utilizar".

El FabLab de Ibiza dará la oportunidad además a quien desee formarse en este ámbito, que pueda hacerlo sin salir de la isla, lo que repercutirá a la larga en creación de puestos de trabajo en ámbitos tecnológicos y creativos y "que ayuden a fomentar una economía diversificada".

"Gente con mucho potencial"

La directora general de Innovación del Gobierno de las Islas Baleares, Nuria Riera, ha señalado que es necesario impulsar el sector de la creatividad y la tecnología en las Pitiusas. "Creo que hay que crear un sistema de creación que nos ayude a que la tecnología, la creatividad, la innovación y el emprendimiento tengan el impulso y la ayuda que deben tener en Ibiza".

Según recalca, "aquí hay gente con mucho potencial que hace cosas de primera línea y que no se estaba mostrando porque tampoco encontraban un espacio común. Desde la Dirección General de Innovación estamos impulsando otros proyectos, uno de ellos un pool de contenidos digitales y audiovisual en el que colaborará districte07800 y el Ayuntamiento de Ibiza".

El proyecto también cuenta con la colaboración de la Universidad de las Islas Baleares a través de un convenio firmado el año pasado entre el Ayuntamiento de Eivissa y la Fundación Universidad-Empresa de las Islas Baleares (FUEIB).

El vicerrector de Innovación de la Universidad de las Islas Baleares, Jordi Llabrés, destacó durante la presentación de la iniciativa allá por el mes de diciembre que "el FabLab será un espacio de encuentro para toda la sociedad: administración, academia, empresa, sociedad y, como tal, un espacio generador de ideas que, en el caso de los laboratorios, ya salen en forma de prototipos funcionales".

La directora de la escuela de Artes, Marian Ferrer, insiste en que "para nosotros en estos tiempos que nos han obligado a poner a todos al día con las tecnologías, nos parece que una iniciativa como ésta es imprescindible en nuestra isla porque no existía nada igual. Además, como sector educativo, nos parece que las palabras innovación y formación forman un tándem perfecto".