Miami (EEUU)

Francis Suárez, el alcalde de la ciudad de Miami, comenzó a saltar a la fama del ciberespacio este otoño, con una cuenta de Twitter especialmente activa y cercana, donde invitaba a los grandes inversores y emprendedores de Silicon Valley a visitar su ciudad. Después llamó la atención con una frase típica del mundo del venture capital: “How can I help?” (¿Cómo puedo ayudar?), que se ha terminado por convertir en una línea de camisetas con fines benéficos.

Noticias relacionadas

Además de prestarse a los CafecitoTalk, conversaciones con el típico café cubano en su despacho, emitidas por Twitter, ha promovido, junto con Softbank, la creación de un fondo de inversión de 100 millones dólares para startups locales.

Esta semana ha ido un paso más allá: quiere hacer de Miami la capital mundial de las criptomonedas, con el bitcoin al frente.

El alcalde ha propuesto que los empleados de la ciudad cobren en bitcoin, si no todo, parte de su salario, así como que se acepte el pago de impuestos con esta misma moneda. El primer borrador de la normativa está en manos de la comisión de gobierno local, que ha votado a favor, cuatro a uno, de manera preliminar.

Enviar la señal correcta

La adopción del bitcoin es una pieza fundamental en los planes de futuro del republicano: “Estamos ante una industria que sufre un cambio titánico, creciente. Quiero que enviemos la señal correcta”, dijo durante el pleno.

No se conforma con recaudar y pagar con la criptomoneda, sino que también promueve que parte de los fondos soberanos de la ciudad se conserven en bitcoin. Una medida polémica por la falta de un marco legal claro en ese aspecto y por la propia regulación local de Florida que limita la inversión en fondos de inversión. Estas acciones están solo reservadas a productos de muy baja volatilidad, lo cual no cuadra con la escala del bitcoin, duplicando su valor y superando los 40.000 dólares en el último año.

El alcalde

Este nuevo Suárez es hijo de Xavier Suárez, cubano exiliado, que fue también alcalde de la ciudad. Antes de dedicarse a la política fue abogado especializado en real estate, bienes raíces, en Miami.

Hace un mes sostuvo un debate en Clubhouse con dos alcaldes relevantes de capitales donde la tecnología tiene gran peso: London Breed, de San Francisco, y Steve Adler, de Austin. Durante la conversación, Suárez resaltó las bondades de su ciudad como un espacio más inclusivo y diverso que las dos anteriores.

Este viernes, el alcalde de origen cubano, visitó la Casa Blanca. Lo hizo en representación de la confederación de alcaldes que preside. Se vio con el presidente Biden y la vicepresidenta Harris. Un paso más en la carrera del que cada vez más personas en el mundo de la política consideran como posible candidato presidencial en 2024.

Cómo evolucione su apuesta por la tecnología, incluyendo el bitcoin, en Miami, será clave para su futuro político.