El consumo de contenido en streaming se ha impulsado durante la pandemia de la Covid-19, dando alas a empresas como Podimo, la plataforma danesa de podcasts y audiolibros. Esta scaleup nació en 2019, con un impulso de 6 millones de euros. En mayo del año pasado, en pleno confinamiento, cerraron su segunda ronda de financiación, por valor de 15 millones de euros.

Noticias relacionadas

Menos de un año después, la compañía ha asegurado su tercera ronda, de 11,2 millones de euros, liderada por el fondo de inversión danés Augustinus y con la participación del fondo de capital de riesgo español Aldea Opportunity Fund, entre otros inversores.

El primer gran objetivo de esta inyección de capital será acelerar su crecimiento internacional, particularmente en Latinoamérica. “Desde el 1 de marzo, nuestros usuarios en América Latina ya podrán conectarse a Podimo a través de su propia app, con contenido original y exclusivo de muchos creadores conocidos. Hasta ahora, accedían desde la aplicación española”, explica Javier Celaya, director general de Podimo para España y América Latina (y uno de 'Los 100 líderes de D+I').

De esta manera, la plataforma extiende formalmente su servicio a 20 países al otro lado del Atlántico: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guayana, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

“Los 500 millones de hispanohablantes representan un potencial impresionante, pero aún hay que crear cultura de streaming en la región”, matiza Celaya.

Entre los creadores presentes en Podimo destacan Iker Jiménez, Clara Lago y Kiko Amat, pasando por Patry Jordán, Teresa Viejo, Xavi Martínez, La Forte y Celia Blanco en España, entre otros. Desde América Latina, ofrecen también contenido Alberto Lati, Beto Tavira, Eduardo Sacheri, Pamela Cerdeira, Antonio Ortuño, Diego Petersen, Sissi Cansino, Florencia Alcaraz, Dani3Palacios, etcétera.

Además, cerca de 25 grandes productoras de España y América Latina están colaborando con Podimo en la producción de grandes podcasts como El Cañonazo, Ecos Media, Osmos o El Terrat desde España, además de Así Como Suena, Posta, Jarpa Studios o Anfibia desde América Latina.

Diversificación

El objetivo de Podimo es convertirse en la app de referencia de escucha de todo tipo de contenidos en formato audio en español. Así, incluye podcasts y audiolibros, pero también audioseries, audio cortos, etcétera.

La app está disponible tanto para iOS como Android, y presenta un modelo freemium. En concreto, por 3,99 euros al mes, los usuarios de pago de Podimo pueden acceder a más de 600 programas de podcasts originales y exclusivos, 100 de ellos en español (que representan entre 1.000 y 1.200 episodios). Podimo ofrece asimismo un millar de audiolibros en español. Y, para finales de año, la oferta de podcasts y de audiolibros en nuestro idioma prácticamente se habrá duplicado, pronostica Celaya.

Esta plataforma digital ofrece a sus usuarios recomendaciones personalizadas, al tiempo que apoya a los creadores a través de un nuevo modelo de reparto de los ingresos derivados de su servicio de suscripción de pago.

Paralelamente, la compañía prevé seguir creciendo en Europa, donde más del 20% de la población escucha podcasts semanalmente. “Vemos potencial para hacer crecer aún más el mercado y generar flujos de ingresos sólidos para los creadores”, señala la empresa.

Por último, parte de los nuevos fondos irán a parar al desarrollo de Podcaster Studio, su propia herramienta de analítica, “permitiendo a los creadores aprovechar el poder de los datos para aprender, adaptar y dar forma al futuro de los podcasts”.

En total, esta scaleup cuenta con más de 80 empleados repartidos en Copenhague, Berlín, Barcelona, Madrid, Ciudad de México, Londres, Ámsterdam y Vilnius.