Miguel Elizondo Eduardo Ortega Socorro

Gobierno, empresarios y sindicatos no van a tener un verano tranquilo. El documento que detalla los compromisos y el calendario de reformas pactado entre la Comisión Europea y el Gobierno señala que, antes de que termine 2021, la reforma laboral y la primera parte de la de las pensiones deberán estar acordada por el diálogo social si España quiere recibir los 10.000 millones del segundo tramo de fondos europeos. 

Noticias relacionadas

Tras dar luz verde al Plan de Recuperación del Gobierno, la Comisión Europea hizo públicos los documentos definitivos del acuerdo. Un exhaustivo informe en el que se pone fecha a toda y cada una de las medidas incluidas en la estrategia del Gobierno para los fondos europeos.

En lo que tiene que ver con la reforma laboral, el documento señala que "respetando el diálogo social" y "como parte de un enfoque integral que equilibre la necesidad de flexibilidad y seguridad en el mercado laboral", el compromiso fijado en el Plan de Recuperación es que, en el cuarto trimestre de 2021, deberá entrar en vigor la modificación de las disposiciones del Decreto Legislativo 2/2015 para apoyar la reducción del empleo temporal mediante la racionalización del número de tipos de contrato.

Un marco temporal y una necesidad de contar con la aprobación del diálogo social que también se han pactado para poner en marcha la nueva estrategia española de políticas activas de empleo, la reforma de las subcontrataciones, la primacía del convenio colectivo sectorial sobre el de empresa y la reforma que permita que el mecanismo excepcional de los ERTE se regule como una herramienta permanente. En este punto, fuentes comunitarias han señalado la importancia de "fijar la fórmula con la que estos instrumentos se financiarían en el futuro".

Reforma de las pensiones

En el caso de las pensiones, el último trimestre de 2021 será también la fecha límite para que el Gobierno consiga acordar con sindicatos y la patronal el mecanismo de revalorización de las pensiones que vincule las prestaciones con el IPC y asegure su subida anual.

Además, el Plan de Recuperación se compromete a acercar la edad efectiva de jubilación y la edad legal. Para ello, se deben crear y acordar los mecanismos que incentiven el retraso de la jubilación. Dos elementos clave de la reforma del sistema de pensiones español.

Tanto en el caso de la reforma laboral como en el de las pensiones, los tiempos plasmados en el acuerdo con Bruselas coinciden con los proyectados por los ministerios involucrados en ambas negociaciones.  

9.000 millones por las reformas ya ejecutadas

Así como las condiciones para el segundo tramo de ayudas dependen de medidas que aún se tienen que acordar, en el caso del primer pago Bruselas ya da por alcanzados los objetivos fijados. Fuentes comunitarias destacaron que España ha puesto en marcha "una intensa agenda de reformas que le va a permitir recibir 9.000 millones de euros a lo largo del mes de julio".

Además de la luz verde de la Comisión Europea, ahora es el turno de que el conjunto de los estados miembro apoyen también el plan. Un paso que desde Bruselas valoran como un trámite que esperan conseguir en un plazo de cuatro semanas, previsiblemente en la reunión del Ecofin prevista para el 13 de julio.

De conseguirse, los primeros 9.000 millones llegarán en el mes de julio. Una fecha que se considera fundamental para acelerar en una serie de proyectos estratégicos sin tener que esperar a la vuelta del verano.

Calendario de llegada de los fondos

Desde el próximo mes de diciembre, cada seis meses el Gobierno deberá presentar los avances en las reformas y los proyectos para tener acceso a nuevas disposiciones de efectivo. De esta forma, en junio de 2022 España optará a captar 12.000 millones de euros a cambio de 30 reformas pactadas.

En diciembre de 2022, la cuantía de las ayudas puede llegar a los 6.000 millones si se añaden 20 reformas más. Ya en 2023, el acuerdo entre Bruselas y el Gobierno señala que se podrán desbloquear 10.000 millones a cambio de otra treintena de reformas. A final de ese año España optará a 7.000 millones que llegarán si se cumplen una decena de compromisos.

De esta forma, 54.000 millones quedan proyectados para el periodo 2021-2023. Una cifra que representa el 77% de los 69.800 millones que aspira a movilizar el Plan de Recuperación ideado por el Gobierno. Durante los siguientes tres años llegarán el resto de fondos: 8.000 millones en 2024, 3.000 en 2025 y 4.000 en 2026.

Así las cosas, Moncloa y Bruselas han fijado una ambiciosa hoja de ruta para los próximos cinco años. Un lustro en el que, si se cumplen los compromisos, España encarará la transformación más profunda desde la llegada de la democracia al país.

Y es que, nunca en tan poco tiempo se llevaron a cabo, a la vez, reformas de tal calado como las pactadas, ni inversiones del nivel del fijado. Políticos, sindicatos y empresarios deberán demostrar en este periodo de tiempo si están a la altura del desafío al que se enfrentan.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información