"Me complace anunciarles que la comisión ha decidido dar luz verde al Plan de Recuperación de España". Con estas palabras la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dado su visto bueno al proyecto con el que el Gobierno pretender movilizar 70.000 millones de euros.

Noticias relacionadas

En opinión de la presidenta de la Comisión el plan es producto de "una cooperación excelente entre el Gobierno y la Comisión. Ha habido un análisis muy personalizado. El resultado es excelente. El plan se diseñó en España y los españoles van a ser los dueños del crecimiento que generará este plan".

En este sentido, Von der Leyen ha señalado que "el Plan de Recuperación va a hacer que España salga más fuerte que nunca gracias a este plan. El 40% de los fondos se van a dedicar a cuestiones de transición energética en cuestiones como la vivienda o la movilidad. Del mismo modo, el 28% se van a destinar a la digitalización. Se modernizarán las pymes, se modernizará la administración publica y se mejorará las competencias digitales de los ciudadanos". 

Sánchez por su parte ha detallado que "sólo este año España espera recibir 19.000 millones. El plan tendrá un efecto contraciclico con el que podremos apuntalar la recuperación y la creación de empleo. Este plan se va a convertir en el mapa que guiará todos los retos sociales y económicos que España tiene por delante".

Conferencia de presidentes autonómicos

Por ello, el presidente del Gobierno ha anunciado un gran encuentro con los presidentes autonómicos. "Esperamos que los primeros fondos lleguen en julio. Es un desafío y una oportunidad sin precedentes. Por ello convocaré a todos los presidentes autonómicos para explicar el plan en detalle y explicar todos los objetivos durante ese mes". 

Sánchez ha detallado parte de las claves de la estrategia del Gobierno. "El plan incluye 100 reformas estructurales de diagnóstico español. En su valoración, la Comisión reconoce que las reformas cumplen con todos los objetivos de actuación marcados por Bruselas". 

Von der Leyen, por su parte, ha querido destacar el impacto que la movilización de los fondos Next Generation va a tener en el conjunto de Europa. "Es una respuesta excepcional a una crisis excepcional. Vamos a remodelar el continente con estas ayudas. Este plan forja el camino de cara al futuro. Es el mayor plan de recuperación de la historia de Europa".