La Comisión Europea ha dado luz verde este miércoles al plan de inversión y reformas elaborado por el Gobierno de Pedro Sánchez para acceder a las ayudas del fondo Next Generation. El visto bueno de Bruselas despeja el camino para la llegada de 70.000 millones de subvenciones europeas en los próximos 6 años, que deben destinarse a reflotar la economía tras la pandemia de la Covid-19 y acelerar la transición digital y verde.

Noticias relacionadas

"Este plan transformará profundamente la economía española y la hará más ecológica, más digital y más resiliente. Hemos respaldado este plan porque es ambicioso, tiene visión de futuro y contribuirá a un futuro mejor para el pueblo español. La sólida responsabilización nacional con este plan es un buen augurio para el éxito de su ejecución», ha dicho la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Una vez recibida la evaluación positiva del Ejecutivo comunitario, el plan tiene que ser aprobado ahora por el Ecofin, lo que está previsto que suceda en su próxima reunión del 13 de julio. Si los trámites se cumplen sin tropiezos, nuestro país recibiría un anticipo de 9.000 millones de euros a finales de julio. La Comisión realizó este mismo martes una primera emisión de deuda por valor de 20.000 millones para poder pagar estos adelantos.

El segundo tramo de ayudas de la UE, por valor de 10.000 millones, se pagará a finales de año, siempre que Sánchez cumpla las primeras 50 reformas prometidas.

En su dictamen sobre el plan español, Bruselas cifra en el 40% el total de inversiones dedicadas a luchar contra el cambio climático, por encima del umbral del 37% exigido. Entre ellas se cuentan medidas para fomentar la movilidad urbana y a larga distancia sostenibles, aumentar la eficiencia energética de los edificios, descarbonizar la industria y reducir la dependencia energética, así como para desplegar nuevas tecnologías para el hidrógeno verde y las energías renovables. 

Bruselas constata además que España destinará el 28% de los fondos europeos a la transición digital, superando el mínimo del 20%. La Comisión destaca iniciativas como la digitalización de la Administración pública, la industria y las empresas, incluido un programa específico para la digitalización de las pymes. También habrá inversiones en equipos digitales para la educación y la mejora de las competencias digitales.

Reformas eficaces y controles adecuados

Al Ejecutivo comunitario le han convencido también las reformas económicas prometidas por Sánchez. "El plan español incluye un amplio conjunto de reformas e inversiones que se refuerzan mutuamente y que contribuyen a abordar de manera eficaz la totalidad o un subconjunto importante de los retos económicos y sociales indicados en las recomendaciones específicas por país formuladas a España", asegura. 

En particular, la Comisión destaca la reforma laboral y las medidas previstas para "reducir la segmentación del mercado laboral y mejorar las políticas activas del mercado de trabajo". "El plan incluye medidas para mejorar el clima empresarial, con actuaciones importantes para mejorar la regulación, reducir la morosidad y reformar el marco de insolvencia y la contratación pública", apunta la evaluación de Bruselas.

Otros ámbitos prioritarios para la UE también están recogidos en el plan español, como la reforma del sistema fiscal y de las pensiones.

La evaluación de Bruselas también constata que ninguna de las medidas incluidas en el plan español entraña perjuicios graves contra el medio ambiente.

Finalmente, los sistemas de control establecidos por España "se consideran adecuados para proteger los intereses financieros de la Unión". "El plan aporta datos suficientes sobre la forma en que las autoridades nacionales prevendrán, detectarán y corregirán los casos de conflictos de intereses, corrupción y fraude relacionados con el uso de los fondos", asegura el dictamen.