Primer recurso -y previsiblemente no será el último- contra la política de nombramientos discrecionales de la fiscal general, Dolores Delgado. La Asociación de Fiscales, de representación mayoritaria en la carrera, ha decidido impugnar ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid la designación de Javier Zaragoza como "delegado" para la lucha contra el narcotráfico y el blanqueo de capitales en el Campo de Gibraltar.

Noticias relacionadas

Sin oír al Consejo Fiscal y sin ni siquiera pedir el criterio del fiscal de Sala José Ramón Noreña, jefe de la Fiscalía Antidroga, Delgado hizo por decreto a Zaragoza una "encomienda directa" para que, "conforme a sus instrucciones y directrices", ejerza "funciones de refuerzo" en materia de lucha contra el narcotráfico y el blanqueo de capitales en el Campo de Gibraltar.

La designación levantó críticas no por el nombrado, un fiscal de Sala de acreditado prestigio, sino por la instauración de una extraña figura, híbrido entre 'delegado' y 'refuerzo', a la que Delgado ha encargado en un determinado territorio funciones atribuidas por el Estatuto Orgánico del Ministerio Público a la Fiscalía Antidroga.

Contra el Estatuto

El decreto de 'delegación' a favor de Zaragoza se refiere a las funciones mencionadas en el artículo 19.3 c) del estatuto, consistentes en coordinar las actuaciones de las distintas Fiscalías en orden a la prevención y represión del tráfico ilegal de drogas y el blanqueo de capitales relacionado con dicho tráfico. Pero el estatuto atribuye esa función a la Fiscalía Antidroga, no a un delegado de la fiscal general.

La Asociación de Fiscales ha encargado al abogado Santiago Milans del Bosch, exmiembro de las carreras judicial y fiscal y especialista en contencioso-administrativo, la presentación de un recurso ante el TSJM contra el decreto de Dolores Delgado por considerarlo ilegal. A su juicio, la fiscal general puede delegar en un fiscal de Sala funciones que sean suyas, pero no las que el estatuto atribuye a otro órgano del Ministerio Fiscal, en este caso la Fiscalía Especial Antidroga.

"Lo que Delgado ha hecho es un disparate: delega funciones que no son de ella a favor de un fiscal de Sala ajeno a esas funciones y en contra del Estatuto, que establece quién tiene esa competencia", afirman en la carrera.

La asignación de funciones estatutarias de otro órgano a una persona de la elección de la fiscal general ya tuvo un precedente. El 2 de diciembre, Delgado dictó un decreto por el que designó a Esmeralda Rasillo "para que ejerza, conforme a las instrucciones y directrices que reciba de la fiscal general, funciones de representación de la Fiscalía General del Estado en sus relaciones institucionales al más alto nivel".

Pero la asistencia a la Fiscalía General en las labores de "representación institucional y relaciones con los poderes públicos" es una competencia que el artículo 13.4 a) el estatuto atribuye a la Unidad de Apoyo, dirigida por el fiscal de Sala Francisco Moreno.

Para los amigos

"Delgado le quita competencias a un fiscal de Sala que no es de su confianza para dárselas a una amiga suya", resumen fuentes fiscales, que pronostican que habrá "problemas" porque la política de nombramientos de la fiscal general "no puede ser más sectaria y más arbitraria"

Citan, a este respecto, el nombramiento de Eduardo Esteban como fiscal de Sala de Menores, ámbito en el que el elegido carece de experiencia, frente a José Miguel de la Rosa, que, además de que ya tenía la categoría de fiscal de Sala, es uno de los mayores expertos en jurisdicción de menores de la Fiscalía.

Esteban es un destacado miembro de la Unión Progresista de Fiscales, la misma con la que sintoniza Delgado y que en este momento preside Teresa Peramato. Fuentes de la carrera aseguran que Peramato va a ser designada fiscal de Sala contra la Violencia de Género después de que la fiscal general haya hecho que la fiscal que desempeñaba ese cargo, Pilar Martín Nájera, pidiera pasar al puesto de fiscal jefe de la Sala Civil del Tribunal Supremo con el fin de dejar libre el camino para el ascenso de categoría y nombramiento de la presidenta de la asociación afín a Delgado.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de EL ESPAÑOL por 1€ el primer mes, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información