Carmen Lucas-Torres María Peral

El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, ha dejado caer en su declaración ante el juez José De la Mata este viernes que aún hay documentación de la presunta financiación irregular del PP que nunca se ha entregado en ningún juzgado

Bárcenas y su esposa han sido citados a declarar por el juez que investiga la presunta 'caja B' del PP para que aclararan unas anotaciones sobre la 'operación Kitchen' que fueron publicadas en el diario El Mundo. Dicha operación consistió en un dispositivo montado por el Ministerio de Interior de Fernández Díaz para recuperar documentos del domicilio de Bárcenas sobre la financiación del PP que comprometería a altos cargos del mencionado partido. Para ello, habrían pagado a "colaboradores" con fondos reservados de Interior para que espiaran al extesorero y su familia. 

El juez de la Audiencia Nacional quería aclarar si los hasta 27 documentos requisados en dicha operación estaban en manos del matrimonio Bárcenas y por qué no los entregaron en 2013, cuando Bárcenas llevó a la Audiencia Nacional toda la documentación, a la que se denominó 'Papeles de Bárcenas' sobre la presunta financiación irregular del PP. Bárcenas ha defendido ante el juez que "entregó toda la documentación relevante para la causa", por lo que puede haber más información que no se ha entregado.

'Buscad los discos duros'

De hecho, según explican fuentes jurídicas, cuando ha concluido la declaración, Bárcenas se ha dirigido a los letrados de la acusación y ha espetado: "buscad los discos duros".

Entre la documentación recopilada en la mencionada 'operación Kitchen' y que Bárcenas ha reconocido como suya, había una anotación sobre un pago de 300.000 euros del presidente de OHL, Juan Manuel Villar Villar, al extesorero Álvaro Lapuerta para sufragar la campaña electoral de 2011, así como otro documento sobre un pago de Sacyr de un contrato de basuras de Toledo que habría servido para pagar la campaña electoral de María Dolores Cospedal en Castilla-La Mancha.

Durante su declaración, Bárcenas se ha referido hasta en cuatro ocasiones a la exsecretaria general del PP, Cospedal, que le retiró del cargo, y ha insistido en dicho pago que se investigó en un juzgado de Toledo y que ya fue archivada.

El chófer le pudo robar documentos

Bárcenas ha reconocido que su chófer, Sergio Ríos Esgueva, transportó hasta en tres ocasiones documentación sobre el PP que estaba en sus manos, por lo que pudo robarla como se investiga en el Juzgado Central de Instrucción número 6.

Concretamente, como ha publicado EL ESPAÑOL, el Ministerio de Interior habría pagado 48.000 euros de fondos reservados, 2.000 euros al mes durante dos años, para que hiciera un seguimiento a los Bárcenas y recuperara documentos.

Bárcenas ha hablado de tres ocasiones en las que Ríos Esgueva pudo hacerse con tales anotaciones que tanto él como Rosalía Iglesias han reconocido como suyas: un traslado de cajas con documentación desde su despacho en Génova 13 (sede del Partido Popular) hasta su casa cuando fue despedido del partido; otro traslado de dicha documentación desde su casa hasta el despacho de su abogado en aquel momento, Javier Gómez de Liaño, y una última vez en la que el chófer trasladó a Rosalía Iglesias a la cárcel de Soto del Real con una anotación de parte del abogado para que le trasladara preguntas concretas a Bárcenas en un 'vis a vis'.