María Peral Carmen Lucas-Torres

La Audiencia Nacional ha declarado probada la existencia de una trama de corrupción vinculada al PP cuyo epicentro era el empresario Francisco Correa y que permitió durante al menos 10 años el enriquecimiento personal de cargos del partido -destacadamente, su extesorero Luis Bárcenas- mediante el amaño de adjudicaciones públicas, el soborno a autoridades y funcionarios y el apoderamiento directo de fondos de las administraciones municipales y autonómicas.

En una dura sentencia hecha pública este jueves, la Audiencia Nacional también declara acreditada la caja B del PP negada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia como testigo en el juicio. "Jamás oí hablar de financiación irregular", dijo Rajoy el pasado 26 de julio.

Acogiendo la tesis de la Fiscalía Anticorrupción, los jueces afirman, por el contrario, que el partido que Mariano Rajoy preside funcionaba con una contabilidad opaca nutrida con pagos realizados por empresarios favorecidos por adjudicaciones de obras y contratos en Administraciones públicas gobernadas por el PP.

El propio partido es condenado como partícipe a título lucrativo a indemnizar a los Ayuntamientos de Majadahonda y Pozuelo (Madrid) con un total de 245.000 euros que salieron ilícitamente de sus arcas para sobrefinanciar a sus candidatos electorales. Esta parte del fallo se ha emitido por dos votos contra uno, ya que el presidente y ponente del tribunal Ángel Hurtado, discrepa de la condena al Partido Popular. 

Luis Bárcenas, gerente y luego tesorero del partido entre 1990 y 2008, ha sido condenado a 33 años y cuatro meses de cárcel por intermediar en el amaño de contratos y lucrarse con comisiones ilegales de empresarios y fondos que detrajo de la caja B del PP, dinero que ocultó a Hacienda mediante su ingreso en cuentas abiertas en Suiza.

La esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias, ha sido condenada a 15 años y un mes, lo que implicaría su ingreso en prisión si el el Tribunal Supremo, ante el que cabe recurso, confirma el fallo de la Audiencia Nacional.

Bárcenas ha sido condenado a una multa de 44 millones de euros y su mujer, a una de 15 millones.

Ana Mato ha sido condenada como partícipe a título lucrativo por beneficiarse de la trama Gürtel, que financió viajes y fiestas familiares cuando la exministra del PP estaba casada con el exalcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda. La condena de este último se eleva a 14 años de cárcel.

El cabecilla empresarial de la trama, Francisco Correa, ha sido condenado a 51 años y 11 meses de prisión y su número dos, Pablo Crespo, a 37 años y medio. Ambos se encuentran en la cárcel cumpliendo la condena ya firme a 13 años de privación de libertad por el caso Fitur. Álvaro Pérez, conocido como 'el bigotes', ha sido absuelto.

La sentencia pone fin en primera instancia a un proceso que comenzó el juez Baltasar Garzón en agosto de 2008 gracias a una denuncia del exconcejal del PP en Majadahonda José Luis Peñas, que aportó numerosas grabaciones subrepticias de sus conversaciones con Correa.

El exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega ha sido condenado a 38 años de prisión, mientras que Alberto López Viejo, exconsejero de Esperanza Aguirre, recibe 14 años de cárcel.