La Audiencia Nacional dejará este viernes visto para sentencia el juicio de los 37 acusados del caso Gürtel, entre ellos el extesorero del PP Luis Bárcenas, tras la última palabra del presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa, tras 125 jornadas que se han sucedido a lo largo de más de un año y un mes.

El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, dirá que el juicio queda visto para sentencia después de que Correa se acoja a su derecho a la última palabra, para lo cual será trasladado desde el centro penitenciario de Valdemoro (Madrid) a la sede de la Audiencia Nacional en la localidad madrileña de San Fernando de Henares.

Terminará así el juicio de la primera época de Gürtel (1999-2005), que se ha prolongado durante más de un año y un mes de vista oral, que comenzó el 4 de octubre de 2016, y que se habrá desarrollado a lo largo de 125 jornadas.

Se ha convertido en uno de los juicios más largos de la historia judicial española, sólo superado por el del caso Malaya, que llevó al banquillo a la trama corrupta en el Ayuntamiento de Marbella (Málaga) liderada por el exalcalde Julián Muñoz.

La Fiscalía pidió la mayor pena para Francisco Correa, 125 años de prisión, seguida de los 85 que solicitó para el presunto número dos, el exsecretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo, mientras que para Luis Bárcenas y para el exconsejero de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo, reclamó 39.

El PP cree que no hay pruebas contra el partido

El abogado del Partido Popular, Jesús Santos, defendió el jueves durante su última exposición en el juicio del caso Gürtel la absolución del Partido Popular. Según Santos, la acusación del PP como partícipe lucrativo en la trama no está justificada ni acreditada con pruebas, según informa Carmen Lucas-Torres.

Santos aseguró que las conexiones del grupo Correa nada tienen que ver con el Partido Popular y éste no tuvo beneficio alguno: "Los posibles actos que se nos imputan no solo no tienen nada que ver con el partido, sino que son contrarios a él", defendió el letrado, que también dijo que los candidatos del partido no pueden gastar en nombre de él, sino sólo las personas apoderadas por éste.

El letrado argumentó que ni el ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ni el de Majadahonda han reclamado nada al PP y "son los únicos perjudicados que podrían existir". Además, sostiene que la "acción civil de resarcimiento ya está prescrita".

En este sentido, Santos sostiene que no ha quedado acreditado quién se ha visto perjudicado por el pago de la campaña de 2003 por parte de distintas empresas de Correa a los dos ayuntamientos del PP, hechos que se investigan en el caso.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain