El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha acordado la retirada del pasaporte del concejal de Vic (Barcelona), Joan Coma, investigado por un delito de sedición, tras la petición de la Fiscalía. Coma tuvo que ser arrestado este martes por los mossos d'esquadra después de que no acudiera a declarar el pasado 24 de octubre.

Noticias relacionadas

Tras su arresto fue trasladado a la Audiencia Nacional donde ha sido hoy interrogado. Tras la declaración, el fiscal ha solicitado su retirada de pasaporte. Según ha explicado su abogado a la salida del órgano judicial, Benet Salellas, Coma ha defendido la utilización de la desobediencia civil como instrumento útil para el cambio social y como instrumento democratizador.

El fiscal le ha preguntado si la razón por la que no acudió ante el juez en octubre fue porque no reconoce a los tribunales españoles. “Coma no reconoce a los tribunales españoles, ni franceses, ni a los europeos si son tribunales que no reconocen los derechos políticos y entiende que no hay legitimidad en el tribunal”, ha explicado su letrado.

En un auto, el juez estima pertinente retirar al dirigente de la CUP el pasaporte porque aunque tenga arraigo familiar en España ha mostrado públicamente su intención de incumplir los requerimientos judiciales. Se acuerda, por tanto, "a fin de evitar su posible salida del territorio nacional a países fuera del ámbito de la Unión Europea, donde se dificultaría su puesta a disposición judicial en el hipotético caso de que incumpliera su obligación de comparecer cuando fuera requerido para ello".

"Nos respetan los derechos de los pueblos"

Moreno recalca la negativa expresa y pública de Coma a cumplir la citación de comparecencia ante el Juzgado y de sus manifestaciones relativas a no reconocer los tribunales de justicia cuando considere que no respetan los derechos políticos de los pueblos, así como a no cumplir las leyes que considere injustas y que supongan un obstáculo a sus propuestas de separación de Cataluña del orden constitucional vigente

Coma esta investigado tras una denuncia de la Fiscalía por presunta incitación a la sedición en un pleno municipal por una declaración pública incitando a pedir fuera de las vías legales la aplicación de las leyes y el cumplimiento de las resoluciones del Tribunal Constitucional, conducta que reviste la tipicidad de los actos descritos en el articulo 544 del Código Penal, según el juez y el fiscal.

A su salida, Coma ha sido recibido por un grupo de amigos y simpatizantes con pancartas que reclamaban su libertad. Tras su salida de la Audiencia Nacional, el concejal ha explicado que su detención supone una "regresión antidemocrática". Así, ha destacado que "no se defiende la unidad de España e un Juzgado encerrando durante horas a un cargo público".

En marzo pasado, el magistrado acordó su investigación a raíz de la petición de la Fiscalía. Esta investigación se enmarca en la causa que ya se investiga a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) por delitos de rebelión y sedición por "impulsar" y "promover" las mociones de ayuntamientos catalanes de apoyo a la resolución independentista del Parlament catalán, anulada por el Tribunal Constitucional.

"Romper los huevos"

Durante la sesión del pleno a la que hace referencia el auto, el ex líder del partido Plataforma per Catalunya (PxC), Josep Anglada, planteó como cuestión previa la retirada de esa moción de apoyo, basándose en un informe del secretario municipal que advertía de la ilegalidad de esa iniciativa.

El fiscal recogía en su escrito que hubo "referencias directas a la comisión de actos contra la legalidad" y Coma reclamó dejar de "supeditar las decisiones de nuestras instituciones a las decisiones de las instituciones españolas".

En su intervención, el concejal de la CUP añadió: "desobediencia, hace tiempo que venimos reclamándolo. Nosotros siempre hemos dicho que para hacer la tortilla habrá que romper los huevos". Además, aludió "expresamente" a la declaración de soberanía del Parlament no como "simplemente declaración de intenciones", por lo que conminó a los asistentes al pleno a que se tomaran "muy en serio la declaración".

Por esta expresión ha sido preguntado durante el interrogatorio. El fiscal ha insistido que si al romper los huevos significaba utilizar violencia, que si la tortilla era el Estado o las leyes. Coma ha reiteado su convencimiento que a lo largo de la historia la desobediencia civil ha sido un instrumento "util".