El juez de Pamplona que investiga la presunta violación múltiple de una joven el pasado 7 de julio durante las fiestas de San Fermín ha acordado inhibirse a favor de los Juzgados de San Sebastián en lo que puede convertirse en un nuevo proceso contra los autores de la agresión sexual por un supuesto delito de hurto.

Noticias relacionadas

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona ha recibido un atestado de la Brigada de Delitos contra las Personas de la Policía Foral de Navarra relativo al hurto de nueve pares de gafas, ocurrido en San Sebastián dos días antes de los hechos que tuvieron lugar en Pamplona. La Policía ha investigado el hurto de las gafas después de descubrir que uno de los detenidos por la presunta agresión sexual, Ángel Boza, hizo referencia esas gafas en varios mensajes de móvil.

El hurto se habría producido el 5 de julio en un comercio de San Sebastián “por parte de individuos coincidentes con las características físicas de Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, José Ángel Prenda, Jesús Escudero Domínguez y Antonio Manuel Guerrer”, señala el instructor en la resolución por la que envía a los Juzgados donostiarras ese asunto. Se trata de los cinco detenidos por la posible violación de una joven en los sanfermines, imputación por la que permanecen en prisión.