Según los datos del Ministerio de Sanidad, en España hay un total de 256.333 enfermeras trabajando en el sistema sanitario español, tanto en su faceta pública como en la privada. Un cúmulo de profesionales que, durante la pandemia de la Covid-19, han sido esenciales para hacer frente al virus y que, ahora, han sido relegadas al olvido. Así lo denuncian los principales colectivos enfermeros después de conocer dos recientes decisiones del Ministerio de Sanidad

Noticias relacionadas

Durante esta semana, el departamento de Carolina Darias y sus técnicos han conformado dos importantes grupos para la gestión del sistema sanitario presente y futuro. Por un lado, el esperado comité evaluador de la gestión de la Covid-19 y, por el otro, la nueva fase del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN). En ambos organismos, por lo menos en primera instancia, los enfermeros no están incluidos, y eso ha cabreado a la profesión.

Los primeros en alzar la voz fueron los miembros del Sindicato de Enfermería, SASTE, horas después de que se conociera que cuatro profesionales (epidemiólogos y economistas) serían los encargados de liderar la investigación sobre la gestión de la pandemia por parte de las comunidades autónomas.

En declaraciones a EL ESPAÑOL, SATSE ha denunciado que la designación de los miembros de la Comisión de expertos que evaluará la gestión de la pandemia del Covid-19 es "un nuevo ejemplo" de cómo en las decisiones de las Administraciones públicas, pesa más la estrategia política y "partidista" que criterios como "el interés general o la independencia y objetividad en el trabajo y análisis encomendado".

"Está fuera de toda lógica que se configure un órgano para analizar, evaluar y extraer conclusiones de como se ha gestionado una crisis sanitaria como es la de la Covid y no se cuente con el colectivo profesional sanitario más numeroso de nuestro país y cuya labor ha resultado esencial durante todas las fases de la pandemia", han argumentado desde el Sindicato.

A la pregunta, ¿Por qué no hay alguna enfermera?, a SATSE no le queda más que responder lo de "siempre". "Prevalecen aún criterios sectarios y elitistas que benefician a unos colectivos profesionales frente a otros".

Pero SATSE no sólo quiere estar en este grupo de trabajo por completar el cupo. Alegan que las enfermeras tienen numerosos elementos de juicio, en base a su experiencia, cualificación y conocimientos, que resultan "esenciales" para concluir en qué fallaron las distintas administraciones.

Antibióticos

Pero este no ha sido el único feo del departamento de Carolina Darias. El Consejo General de Enfermería (CGE) ha dado a conocer su intención de estar presente en el PRAN a través de un "grupo específico de profesionales" mejorando su participación en este importante plan.

Hay que recordar que el PRAN es el proyecto por el cual España intenta mejorar la adherencia a tratamientos con fármacos por parte de la ciudadanía. En una nota de prensa, el CGE ha explicado que su labor en este ámbito asistencial es "esencial" y que son las enfermeras las encargadas de hacer seguimiento de los tratamientos antibióticos, en su uso racional, fomentar la adherencia y evitar que los pacientes dejen a medias los tratamientos o alargándolos sin indicación. Por ello, a su parecer, deben de reforzar su presencia. 

Los respetables del PRAN, según el propio Consejo General de Enfermería, se han mostrado "abiertos" a estudiar su propuesta. Pero, por el momento, deberán quedarse como un miembro más. Sin aportar una visión especifica y concreta.

Esta no es la primera vez que las Administraciones públicas hacen desplantes a la profesión enfermera. Con motivo de la celebración del Año de la Enfermería y la campaña Nursing Now, coordinada de forma internacional, el Consejo General de Enfermería y el sindicato SATSE, junto con varias sociedades científicas, reclamaron la presencia de enfermeras en los órganos directivos del Ministerio de Sanidad.

Y es que, en toda su existencia, nunca ha habido una profesional de los cuidados ocupando un alto cargo dentro del organigrama del Ministerio de Sanidad. Ni como titular de la cartera (sí ha habido varios médicos) ni en la secretaría general.

Una larga historia

De hecho, el Ministerio de Sanidad se suele rodear de un grupo de expertos sanitarios con los que se reúne cada cierto tiempo. Este órgano se llama el Consejo Asesor del Ministerio de Sanidad y, aunque se ha paralizado con la pandemia de la Covid-19, cuando se conformó en febrero de 2019 contó con una sola enfermera frente a 14 médicos.

Lo mismo ocurrió la primera vez que el Gobierno decidió escuchar las voces sanitarias para hacer frente a la Covid-19. En el mes de mayo, el Congreso de los Diputados dictaminó la creación de comisiones no permanentes específicas (área de salud, economía, fondos europeos, etc.) para marcar el denominado Plan para la Reconstrucción Social y Económica del país.

El documento final, que se aprobó en el mes de julio de 2020, se dividía en las aportaciones de diferentes sectores según su ámbito de aplicación y, aunque finalmente aparecieran las enfermeras, no fue así cuando se conformó.

Al ponerse en marcha la comisión específica de Sanidad, sus miembros -entre los que estaba el socialista Patxi López, que la presidía-, crearon un listado de organizaciones y sociedades científicas para aportar su visión sanitaria a esta crisis sin precedentes. De ellas, ninguna era enfermera.

Por ello, el Consejo General de Enfermería (CGE), el Sindicato de Enfermería SATSE, la Conferencia Nacional de Decanos de Enfermería, la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería, Sociedades Científicas Enfermeras y la Asociación Estatal de Estudiantes de Enfermería reclamaron al por aquel entonces ministro de Sanidad Salvador Illa su puesta en marcha.

Fue tal la presión llevada a cabo por las organizaciones que, finalmente, fueron llamadas a formar parte de este grupo de ponentes. Entre sus reivindicaciones, precisamente, la mayoría de estos organismos solicitó mayor presencia de las enfermeras en los órganos directivos, tanto en el Ministerio de Sanidad como en otros departamentos del Ejecutivo.