El alcalde de Madrid y portavoz nacional del Partido Popular, José Luis Martínez-Almeida, ha expresado públicamente su opinión sobre el encuentro entre Pedro Sánchez y Joe Biden guardando 29 segundos de silencio. Los mismos que duró el paseo que ambos dirigentes compartieron tras la foto de familia en la cumbre de la OTAN de este lunes.

Noticias relacionadas

"Estos 29 segundos se les ha hecho tan eternos como a Biden", ha afirmado Almeida este martes a los asistentes a un acto organizado por Nueva Economía Forum, que ha calificado de "drama de verdad" ese lapso de tiempo.

Preguntado por qué le parecía el encuentro de Sánchez y Biden, el alcalde de Madrid se ha limitado a responder con un largo silencio ante la sorpresa de algunos de los presentes, entre ellos el presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que han aplaudido y reído este gesto.

"No habló de nada"

"En esos 29 segundos nos explica Pedro Sánchez que le dio tiempo a hablar de la integración en la estructura militar de la OTAN, de la situación de Latinoamérica y de lo que más ilusión le hizo a Joe Biden: es que Pedro Sánchez le felicitó por la agenda progresista que ha puesto en marcha", ha explicado Almeida entre risas de algunos de los presentes. 

El portavoz nacional de PP ha calificado de "frivolidad" la manera en la que Sánchez trata este tipo de cuestiones, y más con un presidente de Estados Unidos. "Si de verdad en 29 segundo habló de estas cuestiones es que no habló en profundidad de absolutamente nada", ha opinado. 

"La irrelevancia" de Sánchez

En esta línea, ha señalado que ese vídeo de Sánchez y Biden hablando tras la foto de la familia de la OTAN pone de relive "la irrelevancia" del presidente del Gobierno de España en el escenario internacional. Además, ha criticado que la reunión que "vendió" Moncloa la semana pasada entre ambos apenas ha durado 29 segundos "después de seis meses en los que Joe Biden no ha descolgado el teléfono para hablar con Sánchez".

"Parece mentira que un país como España, que es la cuarta economía de Europa y es el puente con Latinoamérica, Joe Biden despache a Sánchez en 29 segundos. A pesar de los chistes y las chanzas, este Gobierno puede hacernos perder todo, menos el sentido del humor. Por ahí no podemos pasar". 

La otra conversación

Tal y como publica este martes EL ESPAÑOL, Sánchez y Biden sí hablaron más allá de ese 'paseo'. Según ha podido confirmar este periódico en fuentes cercanas al presidente del Gobierno, hubo varios corrillos más, en los márgenes de la cumbre, en los que Sánchez y el mandatario estadounidense departieron con calma.

Esta información ha sido confirmada posteriormente por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, que ha sostenido este martes que Sánchez y Biden "tuvieron ocasión de departir" unos minutos antes del paseo ante los medios.

Laya ha explicado que antes del encuentro de medio minuto que supuso la primera foto entre Sánchez y Biden, sendos presidentes tuvieron 30 minutos en que todos los líderes estuvieron "solos y fuera de las cámaras".

Críticas de PP y Vox

La imagen del 'paseo' de Sánchez y Biden ha dado lugar a multitud de críticas por parte de la oposición. Una de las últimas, la del secretario general del PP, Teodoro García Egea, que ha asegurado que le ha causado "mucha sorpresa" que dos horas con Delcy Rodríguez "es un encuentro casual" y la conversación de 30 segundos con Biden "es una cumbre al máximo nivel".

"Lo que tenemos que preguntar los españoles es por qué EEUU no recibió ayer a España cuando lo hizo con Francia, Italia... por qué España sólo merece 30 segundos", ha dicho García Egea en una entrevista en Antena 3 en la que ha lamentado que España no tenga un papel destacado en política internacional.

Misma línea ha seguido el portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, que esos 30 segundos "han sido humillantes para España". "Yo vi un señor caminando y a otro que le hablaba en la oreja. Biden no sé, estaba desorientado, sorprendido o confuso... y el otro ahí, como cuando se te acerca un vendedor ambulante", ha opinado en RNE.