La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha reconocido que no entiende cómo el PSOE se ha desplomado en la Comunidad de Madrid y ha pasado de ganar las elecciones en 2019 a perder 13 escaños y 275.000 votos. Además, ha asegurado que el votante de Madrid "se ha radicalizado" porque el PP ha asumido parte del discurso de Vox y ha lanzado un mensaje "muy muy de derechas".

Noticias relacionadas

Calvo considera que Ayuso ha ganado las elecciones gracias al discurso de Vox que la dirigente popular ha hecho propio argumentando que la formación de ultraderecha "ha crecido poquísimo" porque "los votantes más radicales se han sentido identificados con el discurso de Ayuso". Sin embargo, el gran trasvase de votos es de Cs a PP, que se ha quedado con los 26 escaños de la formación naranja, y no de Vox al PP. "Cs le da todo sus escaños al PP, pero tiene más", ha insistido Calvo en una entrevista en Onda Cero.

Sobre Vox, ha señalado que "lo lógico es que hubiera tenido un crecimiento grande, pero no ha sido así". En este punto, Carmen Calvo ha defendido la tesis de que el perfil de Ayuso ha virado "más a la derecha" con un mensaje más radical copia de Vox alejándose de figuras de su partido como las de Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría o Alberto Núñez Feijóo, algo que ha calado con fuerza. "Ese viraje al que está forzando la señora Ayuso desde Madrid, ya veremos cómo le sale al PP en el resto de España", ha añadido.

El "estado de ánimo"

Calvo ha opinado, además, que los madrileños han ido a votar "con la percepción alterada por la pandemia" y con un mantra, el de la libertad, con el que es fácil de "comprar" a los votantes tras más de un año de fatiga pandémica. "Si la gente tiene ganas de salir, viajar y ver a las familias, y le colocas la palabra libertad, es fácil de comprar", ha dicho. 

"Esto tiene una parte absolutamente irreal y completamente inentendible", ha apostillado Calvo, que ha criticado la campaña en "terrenos inútiles de la política" que ha hecho Ayuso al hablar por ejemplo de tomar cañas, de no encontrarte a tu ex en Madrid "o de berberechos", un terreno, ha reconocido, en que el PSOE se mueve "mal" porque prefiere hablar de programas y "entrar al fondo de los asuntos".

En esta línea, Calvo ha argumentado que "no es lo mismo votar con pandemia que sin pandemia porque altera mucho los estados de ánimo", algo que cree que ha tenido mucho que ver en la victoria de un PP que "ha descapitalizado la Sanidad Pública", algo que no ha pesado en el voto de los madrileños.

"Enfado" y "desgaste"

Sobre la debacle del PSOE en Madrid, que ha cosechado sus peores resultados y ha sido superado por Más Madrid, Calvo ha apuntado que "es difícil entender cómo se nos desploma tanto electorado que nosotros pensamos que podría estar cerca". Eso sí, ha adimitido que "la responsabilidad de los malos resultados del 4-M es nuestraaunque minutos después lo ha achacado al "estado de ánimo" de los madrileños tras más de un año de pandemia. 

Sin hacer un análisis claro de la derrota y sin analizar la campaña electoral del PSOE, Calvo se ha abierto a reconocer que la derrota histórica de los socialistas en Madrid podría estar relacionada con el "desgaste" de gobernar en una pandemia y en "enfado general" de la ciudadanía.

Calvo ha dado este argumento tras ser preguntada sobre si Isabel Díaz Ayuso ha logrado recabar el voto de castigo contra el Gobierno de Pedro Sánchez para mantenerse en la Puerta del Sol. A este respecto, Calvo ha señalado, en primer lugar, que la propia Ayuso ha reconocido que ha recabado "voto prestado", y después ha avisado de que en Madrid siempre ha estado "la resistencia de la derecha". "De siempre, no de ahora", ha apostillado.

La vicepresidenta ha hecho hincapié en que detrás del hundimiento del PSOE está en "enfado general", aunque en las elecciones de Cataluña ocurrió todo lo contrario y los socialistas se hicieron con la victoria. El motivo, según Calvo, es que "en Cataluña no se debatía la pandemia, se debatía el hartazgo contra el independentismo".