Alicante

La presidenta regional del PP en la Comunidad Valenciana, la castellonense Isabel Bonig, no repetirá en el cargo. Y por tanto, deja el camino libre a quien lidere la formación para presentarse como candidato a la Presidencia de la Generalitat en 2023.

Noticias relacionadas

En un escueto comunicado el PPCV anuncia que se ha convocado hoy la Junta Directiva Autonómica para el próximo jueves 6 de mayo, con el objetivo de trasladar la propuesta de acuerdo de convocatoria del Congreso Autonómico del PPCV.

Y añade que la "presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha trasladado a la Dirección Nacional del Partido Popular que no se presentará a este proceso".

Su mandato

Nada más. Bonig abandona así un cargo que ocupa desde hacía siete años, junio de 2015, primera de forma interina y luego por elección. Y es que la antaño consellera de Infraestructuras con Francisco Camps y Alberto Fabra, tuvo que hacerse con las riendas del partido como "coordinadora general" por petición expresa de la número dos nacional del PP, María Dolores de Cospedal.

Lo hizo de forma transitoria cuando renunció al puesto de presidente Alberto Fabra, tras perder los comicios autonómicos de 2015 frente al pacto del PSOE de Ximo Puig y los nacionalistas de Mónica Oltra. Fue entonces cuando asumió también el cargo de portavoz popular en las Cortes Valencianas.

Fue en julio de 2017 cuando se celebró el congreso que oficialmente la situó como presidenta regional del partido, ya que antes sólo estaba considerada "coordinadora general".

El hecho de que sus principales colaboradores apostasen fuertemente por la opción de Soraya Sáenz de Santamaría en las primeras primarias del partido, no le ha favorecido en sus relaciones con el actual presidente nacional, Pablo Casado, y su equipo durante los últimos años. Y eso que ella demostró una exquisita imparcialidad en el proceso interno.

De hecho, en los comicios autonómicos y municipales de 2019 tuvo que ver como desde Madrid se apostaba por incluir en las distintas listas electorales a personas no afines a su núcleo duro. Si bien, desde Génova siempre se respetó que sus más cercanos colaboradores tuviesen hueco en su propia lista, la que competía por las Cortes Valencianas, y en algunas de sus agrupaciones municipales más afines.

Desde hace meses se daba por descontado que tras la pérdida de las elecciones en 2019 Bonig no había recuperado tirón popular para seguir encabezando la lista del PP en el asalto al Palau de la Generalitat. 

No obstante, por cortesía, la decisión de cuando iniciar el proceso de renovación le correspondía a ella y tanto desde Madrid como los distintos líderes territoriales le han dejado tiempo para meditar esta decisión, sin apenas presiones.