"Vacunar, vacunar y vacunar". Para vencer a "esta enfermedad terrible", para "recuperar nuestra movilidad" y, se supone que, después, la economía, claro. Pedro Sánchez compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para "garantizar" que, "en el escenario más prudente", España tendrá 25 millones de personas vacunadas el 15 de julio. Y que podrá cumplir su objetivo de que "el 70% de los adultos españoles estén vacunados para finales de agosto". Es decir, "hasta 33 millones de personas" al acabar el verano.

Y por ese camino, el presidente del Gobierno se sacó de la manga otro anuncio. El objetivo del Gobierno es que "no sea necesario prorrogar más el estado de alarma", como ya anunció EL ESPAÑOL hace dos semanas. "Queremos que el 9 de mayo es el punto final, aunque la cogobernanza ha funcionado muy bien, enmarcada en el título octavo de la Constitución".

Todo porque en este segundo trimestre nuestro país recibirá vacunas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca y, en breve, Janssen a un ritmo "tres veces y media superior" al del primer trimestre.

Precisamente, sobre el compuesto de AstraZeneca, relacionado con presuntos casos de trombos en personas que han recibido sus dosis, Sánchez confirmó que no se ampliará a los mayores de 65 años la administración de esta vacuna, como este mismo lunes preveía Fernando Simón. Si bien desmintió que la EMA se haya pronunciado confirmando la relación entre el compuesto y este efecto adverso.

"Sí parece que uno de sus asesores ha dicho algo al respecto, pero seamos prudentes". Sánchez quiso transmitir "seguridad y confianza de que los procesos de vacunación que se están llevando a cabo en toda Europa cuentan con todas las máximas garantías".

Aun así, lo cierto es que no ha sido "un asesor" de la EMA quien se ha pronunciado a título personal, sino el mismo responsable de la estrategia de vacunas de la EMA, el italiano Marco Cavalieri, en una entrevista publicada por Il Messaggero este martes.

"En mi opinión, ahora podemos decir que los trombos cerebrales tienen relación, está claro que hay una asociación con la vacuna", asegura Cavalieri, ante la reunión de evaluación que arrojará conclusiones este mismo miércoles "o el jueves".

El jefe de vacunas de la EMA emplaza "a que los Gobiernos decidan qué posición tomar respecto a la suspensión o a los grupos de edad", ya que él sigue opinando que "los beneficios son mayores que los posibles efectos adversos". Pero que "todavía no sabemos qué causa esta reacción".

Entonces, ¿AstraZeneca es segura? Para el Gobierno de España, todavía sí, y ésa es su posición, en respuesta a Cavalieri. Para el responsable de vacunas de la EMA, "en las próximas horas diremos que la conexión existe, pero aún tenemos que entender cómo ocurre".

Campaña madrileña

El presidente sugirió que no ha habido "responsabilidad, seriedad, lealtad ni solidaridad" en la Comunidad de Madrid por haberse reunido con representantes de la vacuna rusa Sputnik V el pasado mes de febrero: "Habernos ceñido al programa de compras de la Comisión Europea ha sido clave", dijo.

"Si hoy tenemos vacunas es por la unión, que es fundamental para la seguridad y la recuperación", insistió el Sánchez, que incluso comentó la campaña madrileña, defendiendo al cabeza de lista del PSOE, Ángel Gabilondo, que sí criticó a Isabel Díaz Ayuso por este movimiento: "El candidato ha propuesto medidas excepcionales porque son elecciones adelantadas por decisión de la presidenta madrileña, sólo para dos años".

Si bien hay países de la UE, como Eslovaquia y Hungría, que ya han comenzado a comprar y administrar dosis del compuesto ruso, la Agencia del Medicamento Europea (EMA) aún no ha validado este antígeno. Pero lo cierto es que su Ministerio de Sanidad ya está trabajando con la EMA para dar permiso a esta vacuna en Europa. De hecho, este mes de abril la UE enviará inspectores al laboratorio gallego del Grupo Zendal para homologarlo.

Sánchez admitió la lentitud del ritmo de vacunación, pero encontró un culpable. "Eso tiene nombre y apellidos, una compañía que no ha cumplido, que es AstraZeneca, y eso hay que dejarlo claro". El presidente reivindicó su cartera de compras, "diversificada", no como otros países que se han ido a una sola compañía. Y por eso "no nos hemos visto tan resentidos", dijo, y presumió de que somos el país grande de la UE con mejor calendario de vacunación.

Campaña de imagen

En todo caso, con esta comparecencia el Gobierno se comprometió a varias cosas. La primera, de pura campaña electoral: "Tendremos cinco millones de personas vacunadas con la pauta completa en la semana del 3 de mayo"... día curioso para ponerlo como frontera final de algo, pues cae en lunes, pero es el día de reflexión para las elecciones madrileñas.

Otra promesa es que "las cuatro vacunas aprobadas hasta ahora por la EMA son seguras, sin ninguna duda". Y en este empeño de la palabra de Sánchez sí se juega mucho el presidente. Los efectos adversos en forma de trombos derivados en fallecimientos a personas inoculadas con AstraZeneca han provocado mucha prevención, rechazos y hace unas semanas, la suspensión de la administración de este compuesto en muchos países de Europa, entre ellos España. 

De hecho, esta semana estaba previsto ampliar su uso para las personas mayores de 65 años, y el presidente dijo "no" en su comparecencia.

Otro de sus compromisos fue que en breve haya otra vacuna más aprobada, aunque no dependa de él, sino de la Agencia Europea del Medicamento. "La vacuna alemana de Curevac estará aprobada en las próximas fechas", dijo Sánchez, lo que completará un suministro de 48 millones de dosis en el tercer trimestre... es decir, que "tenemos contratadas un total de 87 millones entre abril y septiembre", presumió para dar credibilidad a los anuncios del principio.

Y finalmente, dio como "objetivo claro" que a mediados de junio esté ya vigente "y operativo" el pasaporte vacunal. O como lo llama la Comisión Europea, "el certificado verde digital", para que "recuperemos la movilidad a nivel europeo". Este documento en forma de código QR permitirá registrar la inmunización, la prueba PCR o de antígenos negativa o haber pasado la Covid para dar mayor libertad de movimientos ya desde el verano.

Campaña de verano

Como colofón, Sánchez confirmó sus prisas por poner en marcha ya la maquinaria de los fondos europeos. De hecho, anunció que la semana que viene, su Consejo de Ministros aprobará el Plan de Recuperación, en plena celebración del Foro Económico de EL ESPAÑOL Wake Up Spain. El documento ha estado siendo elaborado en los últimos meses con intercambios de documentación entre Madrid y Bruselas. Y el presidente prevé presentarlo en un par de semanas ante la Comisión: "Seremos uno de los primeros países de la UE en hacerlo"

Y con todo esto, el Gobierno quería anunciar que "aunque estemos cansados, ya estamos al final del túnel". Un poco de optimismo para recuperar imagen, animar la campaña e insuflar ánimos en el día en el que habían salido las cifras del paro. O en la jornada en la que la vacuna de AstraZeneca volvía a dar muy malas noticias. "Ha llegado el momento de vacunar, vacunar y vacunar", dijo, porque "la vacunación masiva es el camino más corto para reactivar nuestro país y nuestra economía".

Es decir, que en verano sin estado de alarma, con millones vacunados, con las ayudas directas de 11.000 millones a pymes ya autónomos y con los ERTE a la inversa impulsando la vuelta al trabajo, habrá campaña turística... aunque, es cierto, esa palabra no salió de la boca de Sánchez.