El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha aprovechado su última intervención en el Congreso antes de entregar su acta de diputado para asegurar que Isabel Díaz Ayuso no quería que la UME entrara en las residencias de la región porque en ellas "los ancianos convivían con cadáveres".

Noticias relacionadas

En una interpelación urgente de Vox a Iglesias sobre qué medidas va a adoptar el Gobierno para proteger a los mayores, ha defendido su papel como ministro de Derechos Sociales asegurando que se permitió a las comunidades autónomas "reforzar" y "ampliar" sus competencias en las residencias, incluyendo la intervención en ellas, algo que no hizo la Comunidad de Madrid.

"Sólo ordenó abrir expediente en 14 de sus 710 residencias", ha dicho. También se les dio luz verde para solicitar la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias en las residencias en las que fuera necesario, opción que "rechazó" Ayuso. "¿Por qué la señora Ayuso no quería que la UME entrase en las residencias de Madrid?", se ha preguntado Iglesias.

"Conviviendo con cadáveres"

"Por suerte, el consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid -Alberto Reyero, de Ciudadanos- desoyó a la presidenta y sí solicitó la ayuda de la UME", ha proseguido el líder de Podemos. "¿Sabe lo que se entró la UME? Ancianos conviviendo con cadáveres. El Gobierno que ustedes sostienen", ha apuntado, señalando a la diputada de Vox María Ruiz.

Iglesias ha criticado durante su intervención en el Congreso la gestión de las residencias por parte de la Comunidad de Madrid a la par que Vox le ha acusado de "abandonar a 30.000 ancianos" en toda España. "En la primera ola las muertes en las residencia de la Comunidad de Madrid doblaron a las de Cataluña y cuadruplicaron a las de Andalucía. Eso merece, al menos, una reflexión sobre su responsabilidad", ha dicho. 

También ha remarcado que el Gobierno dio 300 millones de euros del Fondo Social de Emergencia a las comunidades para "reforzar las plantillas" en las residencias y permitió "flexibilizar" la contración. "¿Y qué es lo que hizo la Comunidad de Madrid que ustedes sotienen (Vox)? Dedicó menos de la mitad del dinero que le dio el Gobierno a reforzar las plantillas que a comprar equipos de protección", ha afirmado Iglesias, que denuncia que Ayuso dio "prioridad" a la adquisición de equipo de protección y no a ampliar personal.

"No medicalizó residencias"

También ha denunciado que la Comunidad de Madrid no medicalizó las residencias de ancianos de la región, como planteó la Consejería de Sanidad y la propia Ayuso en los meses de marzo y abril de 2020. Aquí, Iglesias ha sacado a colación la denominada 'Operación bicho', el plan de Madrid para coordinar la atención médica en las residencia. Plan, ha apuntado, era la excusa para "forrarse" con la medicalización de las residencias y la salud de los mayores.

Ante esto, Pablo Iglesias ha puesto en valor el plan de choque de dependencia del Gobierno que, ha dicho, "revierte en un solo año los dolorosos recortes del Partido Popular". "2.100 millones de euros que se van a orientar, principalmente, a modificar el modelo de cuidados, facilitando que las personas mayores que lo necesiten puedan seguir recibiendo cuidados en sus propios hogares. (...) Mientras la ultraderecha insulta, nosotros hacemos política", ha añadido.

Despedida entre aplausos

Tras su intervención en el Congreso, Iglesias se ha despedido del Congreso de los Diputados con un recuerdo para aquella generación de españoles que se "jugaron la vida" para devolver a España la "democracia arrebata" durante el franquismo.

"Mis últimas palabras en la tribuna que sean de homenaje a esa generación de españoles", ha loado el líder de Podemos para destacar su papel para terminar con el "fascismo" y traer la "justicia social". "Porque fueron somos, porque somos serán", ha zanjado.

Sus compañeros de Unidas Podemos presentes en la sesión le han devuelto esos aplausos, sobre todo el caso de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, su sucesora en la Vicepresidencia del Gobierno, quien se ha mostrado visiblemente emocionada y no ha podido contener las lágrimas en ese momento.