Ana I. Gracia Alberto D. Prieto

La campaña por Madrid ha entrado de lleno en la sesión de control de este miércoles en el Congreso de los Diputados. El líder del PP, Pablo Casado, se felicitó desde su escaño de que España es "mucho más" que el Gobierno de coalición que forman Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y pronosticó que el 4 de mayo, el día de la próxima contienda electoral, "ganará la libertad en Madrid". 

Casado se mostró convencido de que en las elecciones de la Comunidad de Madrid, el Partido Popular recogerá los votos de los "avergonzados de la deriva radical" del Gobierno central. "Esta es la fuerza tranquila que quiere que se respete el Estado de derecho", se presentó el líder de la oposición, tras señalar la salida del tablero político nacional del vicepresidente segundo del Gobierno. "El único legado del señor Iglesias era volver a Vallecas en coche oficial", arremetió. 

Y es que, de miércoles a miércoles, la sesión de control en el Congreso ha pasado del espectáculo habitual de ataques y contraataques a un inicio de campaña electoral... lleno de reproches. Algo que tampoco es mucho cambio en el último lustro, de constantes citas con las urnas.

Si hace siete días, el pleno del Congreso reventó con la noticia de la moción de censura del PSOE y Ciudadanos en Murcia, el presidente soslayó el más que presumible fracaso de su movimiento de la mano de Inés Arrimadas contra el partido conservador, e incluso acusó al PP de ser el culpable: "Ustedes, señor Casado, fueron desleales con sus socios y ahora representan la corrupción, porque eso es el transfuguismo, señor Egea corrupción".

El presidente le afeó al líder de la oposición que hubiera hecho "un mitin" desde su escaño, como si tratara de apropiarse de la presumible victoria de Isabel Díaz Ayuso, que anticipan las encuestas. "Es que no toca", le dijo displicente, arrancando las risas de la bancada socialista.

"Las malas artes"

Pero es que además Sánchez afeó a Casado que no haya "hecho nada" durante la pandemia "más que votar que no a todo". En eso, dijo, "representan ustedes la continuidad", y le puso ejemplos: "En las malas artes y la falta de respeto a los socios y en el recurso al transfuguismo, que es corrupción". Por eso, le recomendó al líder del PP que su partido "no cambie de sede, porque no le hace falta, ya que representan ustedes la peor versión del PP".

Pero no contento con este aldabonazo, Sánchez continuó arreándole a Casado. "Porque en realidad no sólo han sido continuidad, sino también cambio, dando tumbos entre la moderación de Galicia y el extremismo radical de Madrid". Para el presidente, el balance tras un año de pandemia, que era lo que en teoría le había preguntado Casado, es sencillo: "Nosotros trabajando cada día por la unidad y usted, como siempre, a por uvas".

Los primeros sondeos electorales tras conocerse la decisión de Iglesias de salir del Ejecutivo para competir contra Isabel Díaz Ayuso recogen una desafección entre la sociedad madrileña a la que no termina de convencerle la candidatura de Iglesias. "Cuando el barco hace aguas, empiezan a salir... incluso para ir a Madrid como quinta fuerza política", pronosticó Casado. 

El líder del PP acusó a Sánchez de "conspirar" para cambiar los gobiernos de Madrid, Murcia y Castilla y León "cuando en España fallecían 300 personas" al día por coronavirus.