Más Madrid, la marca regional de Más País, ha propuesto al padre de Íñigo Errejón como vocal en el Consejo Asesor de Asuntos Europeos a nivel autonómico. Allí ayudaría a decidir cómo se reparten los fondos de ayuda de la Unión Europea en el ámbito de la Comunidad.

Noticias relacionadas

Para justificar su propuesta de nombramiento, ante las críticas de la oposición, Más Madrid ha alegado que el padre de su líder nacional es "un administrador civil del Estado con larga experiencia en puestos relacionados con la administración ambiental y en asuntos europeos".

Y no mienten. José Antonio Errejón es un funcionario de carrera de alto nivel jubilado, con una experiencia de casi cuatro décadas ocupando altos cargo dentro de la Administración pública e ideológicamente muy virado a la izquierda (anticapitalista, ecologista, internacionalista... marxista, en suma).

No en vano, fundó Los Verdes y militó en Izquierda Anticapitalista. Como militante del Partido Comunista Internacional, fue torturado por Antonio González Pacheco -alias, Billy el Niño-. 

Trabajó como Administrador Civil del Estado y fue miembro del Consejo Superior de Administradores Civiles del Estado. Además ocupó puestos de libre designación en el Ministerio de Obras Públicas y en el de Agricultura bajo los gobiernos de UCD, el PP y el PSOE

José Antonio Errejón, segundo por la izquierda, con barba y camisa blanca, en una reunión de Los Verdes. Paco Barreda

Ahora, ha encontrado enchufe en Más Madrid. Y es que el Grupo Parlamentario en la Asamblea regional lo ha propuesto como vocal del Consejo Asesor de Asuntos Europeos a nivel autonómico, el órgano que decidirá cómo se reparten las ayudas europeas en el ámbito de la Comunidad.

La oposición ha cargado contra su nombramiento, pero desde Más Madrid alegan que se trata de un puesto "sin sueldo ni dietas" y que debe ser en última instancia ratificado por el Parlamento madrileño. Ahí, cada grupo puede proponer hasta dos miembros para el Consejo Asesor. Y el partido de Íñigo Errejón ha escogido al padre de su líder, así como a Alberto Oliver, diputado regional de la formación e ingeniero industrial.

Trayectoria

Políticamente, la militancia de José Antonio Errejón deja poco margen para la interpretación sobre su ideología política. Militó en el Partido de los Trabajadores, firmó en 1983 el Manifiesto de Tenerife (texto fundacional de Los Verdes) y militó en Izquierda Anticapitalista, partido que en 2015 se integró en Podemos.

En su paso por la Administración pública, sin embargo, ha trabajado para ejecutivos de todos los colores. Tras licenciarse en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense (1977), tardó poco en ocupar su primer cargo de relevancia política. En 1981, fue nombrado subdirector general de Medio Ambiente dentro del otrora Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo -cartera que regentaba Luis Ortiz González, de UCD-. 

Años después, trabajó bajo el paragüas de gobiernos socialistas. Josep Borell lo designó en 1991 director del gabinete del secretario de Estado para las Políticas del Agua y del Medio Ambiente -Vicente Albero, del PSOE-.

Tampoco le faltó acomodo durante los gobiernos de Felipe González, cuando fue secretario general del Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza.

Finalmente, con el Partido Popular en el Gobierno, el padre de Íñigo Errejón ocupó el importante cargo de director de la división de Políticas Ambientales en el departamento de Evaluación de la agencia estatal de Evaluación y Calidad (Aeval), adscrita al Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro.

Vidas paralelas

Íñigo Errejón devoraba durante su juventud las obras completas de Lenin, que yacían en la biblioteca de su padre. Sólo esta anécdota ya ayuda a entender cuánto ha influido la figura paterna en la configuración ideológica del líder de Más Madrid.

Parafraseando a Plutarco, la de Íñigo Errejón y su padre son vidas paralelas: licenciados en Ciencias Políticas en la Universidad Complutense, marxistas, ecologistas, anticapitalistas y, ante todo, izquierdistas acomodados.

El propio líder de Más Madrid dedicó su tesis doctoral "a mi padre, que me ha enseñado a pensar y combatir": "A él le debo mi formación, el respeto por los libros y el amor por l@s nuestr@s. También la capacidad de esfuerzo. Todo eso sin darse cuenta, lo ha conseguido siendo mi principal referencia intelectual, política y vital. Y conviertiendo su orgullo en mi mejor recompensa".

Los dos principales ejes sobre los que orbita la ideología de Íñigo Errejón -el ecologismo y el anticapitalismo- los heredó de su padre. Él fue y sigue siendo su guía. Tanto es así que ahora lo quiere cerca de Más Madrid.