En su empeño por intentar borrar el rastro del pacto con Bildu, Pedro Sánchez mantuvo este martes en Moncloa una reunión con el Patronato del Centro Memorial Víctimas del Terrorismo. Este es, un organismo gubernamental que preside el propio Sánchez y del que diez de los veinte patronos son miembros del Ejecutivo.

Noticias relacionadas

El presidente vendió posteriormente el acto como "una garantía de que España y sus instituciones no olvidarán nunca a las víctimas del terrorismo" y aseguró que su memoria es "una de las prioridades del Gobierno".

Unas declaraciones que no satisfacen a algunas de las asociaciones del terrorismo, que se han mostrado molestas por el acto celebrado en Moncloa.

Y es que la agenda monclovita había anunciado originalmente una cita con el Patronato de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), organización que sí agrupa a todas las víctimas de ETA. Sin embargo, con quien Sánchez se terminó reuniendo es con el Patronato del Centro Memorial Víctimas del Terrorismo.

Esta fundación fue creada en 2015 y tiene una fuerte representación del Gobierno, las Cortes Generales, los ejecutivos vasco y navarro, el Ayuntamiento de Vitoria y las víctimas del terrorismo. De los veinte patronos, diez son miembros del Gobierno y sólo dos representan a las víctimas: el presidente de la FVT y otro rotatorio.

Pese a todo, Moncloa se encargó de vender la reunión como una muestra de su compromiso con las víctimas. Algo que las asociaciones no compran.

"Las víctimas del terrorismo no estamos representadas en ese organismo", se quejaba amargamente la AVT en un comunicado emitido este martes. En el texto, la asociación mayoritaria de víctimas en España se desmarcaba de dicha cita por considerar que ésta pretende "blanquear" al presidente del Gobierno por la negociación que ha llevado a cabo con EH Bildu para que los abertzales aprueben los Presupuestos Generales del Estado -pese a no necesitarles aritméticamente para sacar adelante las Cuentas-. 

La asociación también remarcaba que Pedro Sánchez lleva dos años sin querer reunirse con ellos, pese a que tienen al menos tres cosas de las que hablar: los traslados de presos, los homenajes a etarras y su "socio preferente" EH Bildu.

"Un paripé"

El presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero considera que la reunión ha sido una maniobra "poco inteligente" por parte del Gobierno. Sobre todo, teniendo en cuenta que mañana las asociaciones de víctimas se reúnen con el Centro Memorial. "Será una reunión tensa", augura portero.

"No ha habido ninguna reunión con las víctimas. Es una mentira. El Centro Memorial es del Gobierno, del Ministerio del Interior. No tiene nada que ver con las víctimas", censura Portero, que atribuye el "paripé" a una "pretensión de engañar a la opinión pública": "Son unos trileros, quieren fuegos artificiales y hacer ver que se reúnen con las víctimas cuando en realidad estamos hasta las narices del Gobierno".

-¿Por qué están hartos?

-Por el récord de acercamientos a presos de ETA, las modificaciones de grado... Estamos ante cientos de beneficios penitenciarios.

-¿Récord de acercamientos?

-Hay dos datos demoledores: Sánchez en dos años ha hecho los mismos acercamientos que Mariano Rajoy y José María Aznar en quince. En dos años ha batido todo los récords y seguirá batiéndolos, así que no puede compararse a otros gobiernos. 

-La AVT ha denunciado que lleva tiempo intentando reunirse con el presidente, pero que ha sido en balde. ¿Ustedes han solicitado una cita?

-No tenemos ninguna intención de reunirnos con él. ¿Para qué? ¿Para perder el tiempo? No vamos a perder el tiempo con un señor que lamenta públicamente la muerte de un terrorista de ETA.