Ciudadanos ha informado este martes en el Congreso del pacto con el PSOE de una enmienda para impulsar la tarjeta sanitaria única y ha celebrado que sus enmiendas "más relevantes" no hayan sido vetadas por el Gobierno, por lo que no ha descartado su presencia en los Presupuestos Generales de 2021 pese a que los socialistas y Podemos ya hayan suscrito un pacto con el PNV, ERC y Bildu.

Noticias relacionadas

Así lo ha manifestado su portavoz adjunto Edmundo Bal, asegurando que sus enmiendas más importantes -la rebaja del IVA a los servicios turísticos, la prórroga de los ERTE o las ayudas para la compra de las mascarillas- no han sido excluidas.

En relación con el apoyo anunciado por EH-Bildu y el "preacuerdo" celebrado por Esquerra Republicana, Bal ha asegurado no estar "sorprendido" y ha reiterado las palabras de su presidenta, Inés Arrimadas: "Nosotros estaremos hasta el final. Queremos negociar hasta el final", ha subrayado.

Si Sánchez quiere el "sí" global de Ciudadanos a los Presupuestos deberá devolver al español su condición "vehicular" a través de la Ley Celaá antes de que la norma se apruebe definitivamente.

La tarjeta sanitaria única se trata de una reivindicación histórica de Ciudadanos, confeccionada en tiempo de Albert Rivera y liderada por Francisco Igea, médico de profesión y actual vicepresidente de Castilla y León.

Los liberales -con el objetivo de que puedan compartirse las historias clínicas entre Comunidades de manera automática y se elimine el requisito de inscribirse como "desplazado"- llevaron esta propuesta al Congreso la pasada legislatura.

PSOE, Podemos y los nacionalistas votaron en contra y acusaron a los de Rivera de querer "recentralizar el Estado". Ahora, deseoso de mantener a Ciudadanos en la negociación, Sánchez ha cedido y ha concedido la tarjeta sanitaria única.

En todo caso, Bal se ha mostrado muy satisfecho por lo conseguido hasta el momento y ha asegurado que aún queda "muchísimo que negociar" hasta el jueves de la semana que viene, ya que Cs mantiene 260 enmiendas vivas, entre ellas también las relacionadas con la prórroga de los ERTE hasta julio, extender los créditos ICO o un plan de protección al sector del turismo y la hostelería.

Si Cs considera que algunas de estas medidas son buenas para los españoles y coinciden con ERC -por ejemplo inyectar dinero a la justicia- no dudarán en apoyarlas, ha dicho.