Siguen saliendo a la luz casos de abusos sexuales en centros del Instituto de Asuntos Sociales mallorquín (IMAS). El último, hace escasos días, cuando la Policía Nacional detuvo a un educador de menores acusado de abusar sexualmente de, al menos, tres internos.

Noticias relacionadas

Y todo esto mientras el tripartito balear -PSOE, Podemos y Més- sigue bloqueando la creación de una Comisión de Investigación. Una exigencia de los partidos de la oposición para esclarecer lo sucedido durante años en el IMAS, donde varios menores llevaban años bajo el yugo de la explotación sexual.

La última vez que el Gobierno de Francina Armengol (PSOE) impidió la creación de esta comisión fue el pasado 3 de noviembre. Así, ya han pasado más de 300 días desde que se conoce la existencia de prostitución de menores en estos centros -competencia del Consell- y aún nadie ha asumido responsabilidades políticas.

Y eso que los escándalos siguen saliendo a la luz a cuentagotas. Según informa este jueves Última Hora, el arresto de un educador del IMAS se produjo hace unos días después de que la Policía Nacional recabara los informes correspondientes y dispusiera de los testimonios de las víctimas. En este caso, tres chicos de entre 15 y 17 años.

El detenido es un educador de 40 años que está ahora acusado de tres presuntos delitos de abusos sexuales. Los hechos habrían sucedido en 2018, cuando el educador se aprovechó de los jóvenes varones mediante tocamientos lascivos.

Según informa el diario mallorquín, fueron los propios docentes del centro quienes dieron la voz de alarma, como suele suceder en estos casos. Tras una investigación interna del IMAS, la denuncia fue remitida a la Fiscalía de Menores y al juzgado, así como a la Policía Nacional.

Comisión de Investigación

Recientemente se cumplieron 300 días desde que se destapó el escándalo y éste todavía sigue aumentando. Pese a ello, el Gobierno balear no ha depurado responsabilidades. Y eso que el fenómeno era un secreto a voces en Palma: los expertos llevaban años proveyendo de informes internos a los responsables del IMAS sin que éstos tomaran medidas efectivas para ponerle freno.

Pero el tripartito balear -PSOE, Podemos y Més- sigue sin voluntad política de esclarecer lo sucedido. Y sin ajustar cuentas. Este martes, la izquierda y los nacionalistas tumbaban de nuevo la propuesta de la oposición de crear una Comisión de Investigación.

Así, ya son varias las veces que el Ejecutivo que preside Francina Armengol (PSOE) ha evitado rendir cuentas por la prostitución de menores acogidas en centros del Instituto de Asuntos Sociales mallorquín (IMAS).

El pasado 26 de octubre, las formaciones del tripartito propusieron la creación de una Comisión Política para "analizar la gestión del Consell durante las últimas legislaturas sobre los menores tutelados". Sin alusión directa a las menores prostituidas. Una estrategia encaminada a frenar una vez más la Comisión de Investigación que exige la oposición.

Hasta el propio Gobierno de España también impidió que se investigara el escándalo. El pasado mes de marzo, PSOE y Unidas Podemos se sirvieron de su mayoría en la Mesa del Congreso para paralizar la solicitud de PP y Ciudadanos de crear una comisión para investigar los abusos a menores bajo tutela pública en Baleares y Valencia.

Ahora, mientras la investigación de lo sucedido en estos centros de menores sigue bloqueada por el Gobierno balear, el escándalo sigue aumentando conforme transcurren las semanas y los meses.

El PP insiste

Tras conocer la noticia de la que se ha hecho eco EL ESPAÑOL, el Grupo Parlamentario Popular, a través de la diputada Marga Durán, ha registrado este jueves un escrito dirigido a la mesa del Parlamento balear para insistir en la creación de una comisión de estudio no permanente para investigar los casos de abusos sexuales a menores no tutelados.

Durán ha denunciado que el Gobierno de Armengol "no puede continuar negándose a la creación de una comisión" puesto que los abusos son "hechos que nos avergüenzan": "Parece que a los únicos a los que no avergüenza lo que está pasando es al PSOE, Podemos y Més, que sistemáticamente se niegan a investigar lo ocurrido".

Además, la diputada popular en el Congreso, Marga Prohens, ha reprochado al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, su "desinterés" por las menores tuteladas: "Lo de que no vayan con usted es algo que no cabe ya ni mencionar, porque esa vergüenza le acompañará vaya donde vaya".

"¿Dónde está su caiga quién caiga?", ha interpelado Prohens a Iglesias. Y ha zanjado: "Lo único que ha caído es su careta de estar al lado de los más vulnerables. Una vez más ha escogido encubrir al verdugo en vez de defender a la víctima".