La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, ha pedido a Ciudadanos "que deje de buscar excusas" y apoye los Presupuestos Generales del Estado (PGE), si bien no culpa tanto a su líder, Inés Arrimadas, como a su antecesor, Albert Rivera, a quien acusa de "estar poniéndoselo difícil" a la nueva presidenta del partido.

Noticias relacionadas

Este martes, Arrimadas supeditó el apoyo a los PGE de sus diez diputados a que el Gobierno dé marcha atrás en la eliminación del español como lengua vehicular en la enseñanza y apueste por la "vía moderada".

"Lo que hace la 'ley Celaá' -ha defendido Lastra- no es otra cosa que dar cumplimiento a la Constitución, a los estatutos de autonomía, a la sentencia del Tribunal Constitucional del año 2010. Hacemos que se estudie castellano y catalán en Cataluña, castellano y gallego en Galicia y castellano y euskera en Euskadi".

Esto, ha asegurado Lastra, entrevistada en 'La Hora de La 1' (TVE), "lo sabe Ciudadanos perfectamente" y lo han "hablado" con ellos, "pero buscan poner un palo en las ruedas de la negociación", opina la portavoz, que entiende que es algo "que responde a problemas internos, a un exlíder del partido -en referencia a Rivera- "que se lo está poniendo difícil a Arrimadas y al nuevo equipo". 

La foto de Colón

"Ciudadanos está subiendo el precio, buscando excusas de cara a su gente y siendo más exigente de lo que había sido hasta ahora", se ha quejado Lastra, que pide a los liberales que "entiendan" que "están haciendo un servicio a su país, no al Gobierno ni al PSOE" y que dejen de "intentar tensar la cuerda hasta romperla".

"Espero que Inés Arrimadas y el nuevo equipo salgan de la foto de Colón", ha insistido la portavoz socialista, señalando de nuevo a Rivera y la anterior dirección de Ciudadanos.

Lastra ha garantizado en cualquier caso que la presencia de Ciudadanos en la negociación presupuestaria no erosionará la coalición con Unidas Podemos y deseado que la situación "crítica" de España merezca el respaldo del mayor número de fuerzas posible, "incluido el PP". 

Celaá ve "razones políticas"

La máxima responsable de la ley educativa en cuestión, la ministra Isabel Celaá, entrevistada en la Cadena SER, "recomienda" a Ciudadanos "una lectura reposada de la norma". "Me parece que detrás de sus condiciones están razones políticas y no pedagógicas. En el fondo es la vuelta al pasado. Mientras unos miramos al futuro, otros miran a los debates esencialistas", ha dicho.

Celaá ha afirmado que la ley planteada "se centra en la inmersión lingüística, que no es otra cosa que un procedimiento para mejorar el nivel de idioma y que se vea compensada en los territorios donde existe una lengua cooficial". "Lo que procuramos -ha añadido- es que la inmersión sea compensada. En aquellas zonas donde hay una lengua prevalente, tenemos que hacer que la otra que también es objeto de pleno dominio, se compense y viceversa".

La ministra de Educación ha afeado además a Ciudadanos que sólo plantee estos problemas cuando se habla de idiomas cooficiales: "No lo hacen cuando se lleva a un alumno al liceo francés o alemán y se trata el mismo procedimiento, tratar de que viva en esa lengua un tiempo para mejorar sus competencias".