El exsecretario general de los socialistas vascos y presidente de la Asociación La España que Reúne, Nicolás Redondo Terreros, y el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, han pedido "un Gobierno de unidad" que tome todas las medidas necesarias en materia sanitaria y económica, evitando la polarización de la sociedad y los enfrentamientos que se están empezando a producir. 

Noticias relacionadas

Bajo la premisa de que "las vidas de miles de españoles están en juego", Redondo e Igea hacen una "llamada a la unidad" a los partidos constitucionalistas ante unos "partidos antisitema que se frontan las manos ante gobeirnos con mayorías exiguas que dependen de su voto para cualquier decisión". 

"La pandemia está arrasando nuestra economía, nuestro sistema de protección social y nuestras vidas", afirman en un comunicado. En él aseguran que los partidos constitucionalistas "debemos abandonar de inmediato nuestra ceguera política" ante una realidad clara. Y es que "una inmensa mayoría de este país ve con estupor cómo nos deslizamos hacia el caos sin que seamos capaces de superar nuestras diferencias en la lucha frente a la pandemia". 

Señalan que no sólo estamos ante una crisis sanitaria, también ante una crisis económica de "gran magnitud" y de "legitimidad instiucional" que puede poner en juego la democracia española. 

"No es momento de cálculos"

"No es momento de cálculos ni de relatos. Es momento de unidad frente a la pandemia y a la ruina", escriben Redondo e Igea, que se muestran en contra de "un estado de alarma sin control".

"Nuestros ciudadanos creen en las libertades y en el estado de derecho y viven con ansiedad los acontecimientos de los últimos días. Debemos de garantizarles que nadie sacará rédito político, que nuestro sistema de libertades permanecerá y que empeñaremos, juntos, nuestros mejores esfuerzos y los de la ciencia en vencer esta situación. No es el tiempo del egoísmo ni la cobardía", apuntan.

Así, hacen un llamamiento a todos los partidos a superar esta crisis mediante un "Gobierno de amplia base" que garantice "la mayor estabilidad posible" en momentos de "extrema dificultad". Ese nuevo Ejecutivo debe proteger los pilares del estado de derecho, gestionar la crisis sanitaria "coordinando y liderando a las autonomías" y "rindiendo cuentas en el Parlamento". "Los ciudadanos de nuestro país nos necesitan. No les abandonemos", finalizan Redondo e Igea.